Prototipar calles de juego con el colectivo Ludotopía

Laboratorio para la ciudad

Leticia Lozano y Brenda Vértiz

A inicios de 2016, el Laboratorio para la Ciudad participó en la conferencia “Encuentro de Innovación Cultural y Creatividad en Valparaíso“, dentro de la red de Hacedores de Chile. El colectivo Ludotopía —organización comunitaria independiente, dedicada a la investigación y diseño de espacios y experiencias de juego en Valparaíso, Chile— mostró interés en generar una residencia en el LabCDMX.

Este colectivo es el homólogo chileno del área de Ciudad Lúdica del LabCDMX, así que se les invitó a exhibir su práctica, aprendizajes y resultados en torno al prototipado de experiencias y soluciones urbanas con una aproximación lúdica. Asimismo, a compartir su interés en demostrar la falta de espacios urbanos para albergar la espontaneidad lúdica en adultos y en niños, problema que comparten varios países de América Látina.

El escenario perfecto para recibir a Ludotopía y aprovechar su experiencia era Peatoniños, proyecto que prototipa calles de juego temporales en áreas de alta marginalidad, alta población de niños y poca o nula disponibilidad de espacios abiertos o verdes.

Para agosto de 2016 se habían realizado tres calles de juego en las colonias Doctores, Buenos Aires y Obrera. Cada una fue el resultado de los aprendizajes y experiencias vividas en la intervención anterior. Es decir, el proceso para seleccionar la calle de juego, el diseño de los elementos para cerrar la calle, las estrategias para involucrar a los vecinos, niñas, niños y voluntarios (además de los juegos y las formas para atraer y hacer que el juego emergiera de forma orgánica) se refinaban cada vez más.  

El proceso básico que se siguió, y aún se sigue, para llevar a cabo las calles de juego se basa en el diseño centrado en la comunidad (Meroni y Sangiorgi, 2011) o community centered design. El proceso está conformado por cuatro etapas:

  1. El análisis urbano espacial utiliza herramientas de sistemas de información geográfica (SIG), cruzando grado de marginación, número de niños y disponibilidad de espacios abiertos y áreas verdes.
  2. El involucramiento previo de los vecinos en la organización y creación de la calle de juego.
  3. El co-diseño y definición de las principales estrategias, tácticas, materiales, juegos y retos durante la calle de juego.
  4. La co-creación, co-evaluación y seguimiento de cada una de las calles de juego.  

Después de la tercera calle de juego en la colonia Obrera, los principales retos a los que se enfrentaba el proyecto giraban en torno a la sistematización del proceso y la autogestión del proyecto en sí. Estos retos se derivaban, particularmente, de cómo poco a poco crecía Peatoniños en complejidad y tamaño.

Las distintas estrategias y procesos de diseño para promover el derecho a la ciudad mediante el juego necesitaban tener mucho más impacto a nivel local. Además, la capacidad con la que se contaba ya no era suficiente para prototipar más calles de juego, incluso cuando hacer una calle de juego “básica” era un trabajo para el cual el equipo se sentía cada vez más preparado. Se decidió, entonces, que era necesario tejer diversas colaboraciones que impulsaran el proyecto hacia nuevos horizontes.

Colaboraciones

La primera colaboración se consolidó al recibir al colectivo Ludotopía por dos semanas (del 15 al 26 agosto de 2016), durante las cuales se realizaron actividades encaminadas a fortalecer el proceso de diseño y ejecución de las calles de juego, así como a consolidar el arraigo y aprendizaje de los conceptos-objetivo que se transmiten a través de metodologías pedagógicas en forma de juegos.

La segunda colaboración se cimentó con el Centro de Investigaciones de Diseño Industrial (CIDI) de la UNAM, con el objetivo de prototipar un manual de replicabilidad y una serie de herramientas para que cualquier persona pueda crear una calle de juego en su colonia. Como parte de las actividades de la residencia del colectivo Ludotopia se realizó un taller de tres días en colaboración con todos los estudiantes inscritos en la asignatura Diseño de Experiencias con el objetivo de estimular a los alumnos para abordar el reto de diseño que tenían en el próximo semestre.

 

Así, en conjunto con el CIDI y Ludotopía se lograron consolidar los ejes de acción e investigación para las futuras intervenciones de Peatoniños:

1) Los peatogoles son una dinámica para descubrir qué significa el derecho a la ciudad a través de un juego; consisten en escribir en una hoja de papel ideas como “compartir”, “cuidarnos unos a los otros”, “la ciudad es de todos”, por mencionar algunas. Cada hoja con texto se cubre con otra en blanco para cubrirla. Luego, se pegan sobre una pared. El objetivo es, mediante un tiro de fútbol, atinarle a cada una de las hojas, para anotar un gol que permite descubrir el mensaje que se encuentra oculto.

2) El mapa de activos comunitarios es una técnica de diagnóstico participativo con niñas, niños y jóvenes, que permite situar los lugares icónicos del entorno. Esta actividad debe llevarse a cabo por dos guías, los cuales proporcionan una réplica del tablero de la colonia o del barrio a los niños que invitan a participar, así como distintos materiales para señalizar distintos lugares. Los guías piden a dos niños ubicar en el mapa los lugares de juego, las áreas en donde se sienten seguros, además de preguntarles por qué los “lugares de juego” son aptos para jugar.

3) Los elementos “básicos” para el cierre temporal de la calle: un par de cortinas hechas de materiales reciclados, esténciles que se utilizan para pintar sobre el asfalto el símbolo de Peatoniños, máscaras de papel que cada niño elabora y que tienen como intención hacerlos parte de un grupo que lucha por el derecho al juego y la ciudad.

La colaboración con Ludotopía y el CIDI contribuyeron al desarrollo y sistematización del proceso para crear una calle de juego; metodología que sigue en constante evolución y que hace mucho más fácil y ágil liberar una calle. Del mismo modo, ayudaron a reforzar y mejorar los esfuerzos por transformar Peatoniños en un movimiento a favor del derecho al juego y a la ciudad de la niñez de la Ciudad de México.

Referencia

Meroni, A. Sangiorgi, D. (2011) . Design for services. Londres y Nueva York: Routlege, Taylor and Francis Group.