Un estándar ISO para las ciudades

Laboratorio Para la Ciudad

Los estándares internacionales fijados por la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés), regulan los requerimientos y características que un sinfín de productos y procesos deben cumplir para asegurar su calidad. Sin embargo, el distintivo ISO ya no será aplicado solamente a materiales u organizaciones, ya que un nuevo estándar —cuya denominación es ISO 37120— evaluará el desempeño de las ciudades a nivel global.

La norma establece 46 indicadores que miden la calidad de los servicios públicos que las ciudades ofrecen. De acuerdo a un artículo publicado en Cityscope, el listado incluye aspectos de diversa índole, como la calidad del aire, el número de áreas verdes que la ciudad posee, el monto de la deuda pública, la esperanza de vida de los habitantes y los niveles de marginación social.

El estándar ISO 37120 —el primero diseñado para ser aplicado a centros urbanos— es un esfuerzo por cambiar la manera en que la información de las ciudades se genera, administra y comparte. Generalmente, los datos de las ciudades no presentan los mismos formatos o características, por lo que resulta difícil hacer evaluaciones comparativas. Lo que pretende la nueva norma es convertirse en un incentivo para que los gobiernos abran sus datos y midan su desempeño frente a otras ciudades del mundo.

El uso del estándar ISO 37120 por parte de los gobiernos carece de obligatoriedad, pero podría estar impulsado por la influencia de diversos sectores, como el empresarial, académico y social, actores que en busca de un beneficio más amplio o quizás particular, apoyarían un cambio paradigmático: usar los datos abiertos como una vía para mejorar los servicios públicos y la calidad de vida en las ciudades.