Experimento

Artefacto Urbano

Replicabilidad Alta
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

¿Cómo podemos captar ideas ciudadanas de una manera innovadora? ¿Se puede generar un nuevo lenguaje que enriquezca la relación de ciudadanía con gobierno? ¿Puede el arte ser el catalizador de una nueva confianza política?

Historia

Una de las principales misiones del Laboratorio para la Ciudad es captar ideas ciudadanas para insertarlas a gobierno y así poder generar mejores soluciones y propuestas para la ciudad. Durante los últimos años, la confianza del gobierno para con los ciudadanos ha sido mermada y es necesario construir capital social para reparar estas deficiencias. La manera en que el gobierno le habla a la ciudadanía debe de ser reinventada y para esto es necesario explorar nuevas aproximaciones y prototipadas en un territorio acotado y medible. Para detonar este primer ejercicio se escogió el Centro Histórico como aproximación.

Los retos del Centro Histórico de la Ciudad de México son multifactoriales y su solución requiere por lo tanto de sinergia de todos los agentes del desarrollo. En los últimos años, el centro ha sido un sitio importante para diversos ejercicios de planificación; los planes y propuestas generados en este tiempo han sido coincidentes en la detección de los temas sensibles, de las alternativas y las propuestas concretas.

La ciudadanía es cada vez más activa y la administración pública más comprometida con los espacios públicos. De este modo, en los últimos años se han recuperado zonas icónicas de la ciudad y lo continuarán haciendo. Un par de ejemplos son los de la Glorieta de la Cibeles, en la colonia Roma Norte, y el parque de la Bombilla, en el barrio de San Ángel. La misión central es generar valor de lo público y del bien común con un sentimiento de apropiación de los habitantes sobre sus espacios. En otras palabras, las ventajas de la participación efectiva van desde el empoderamiento ciudadano hasta mejorar la relación entre gobierno y ciudadanía.

El Laboratorio para la Ciudad reconoce el talento ciudadano y el capital creativo como recursos únicos e indispensables para acercarnos de formas distintas a problemas urbanos. Por ello, era necesario insertarse directamente en el tejido urbano, bajar de la Azotea a la plaza, llevar el Laboratorio a la calle.

Desafío

El Laboratorio para la Ciudad aprovechó la invitación del Festival Mextrópoli durante marzo de 2015 para realizar un objeto que interactuó con todo tipo de transeúntes de las calles del Centro Histórico, que asimismo pudiera aprovechar la concentración de talento y capacidad crítica de este evento.
De la misma manera, se buscó una activación lúdica que también sirviera para idear un mecanismo efectivo de recopilación de datos y diálogos. Invitamos a diseñadores, arquitectos y artistas a que idearan a través del arte, la arquitectura o el diseño, la propuesta de lo un Artefacto Urbano, partiendo de un puñado de condiciones previamente definidas en una convocatoria abierta a creativos.

Propuesta

La premisa del brief de diseño fue: diseñar un objeto que se insertara en distintos puntos de la ciudad para recopilar diálogos, ideas e inquietudes de la ciudadanía, así como datos, evidencias, materiales visuales y sonoros que registraran los acontecimientos, las historias y el carácter de un determinado lugar, a la par de promover una activación especial en la zona. Entre 10 propuestas, la pieza de los artistas Marcela Armas y Gilberto Esparza fue seleccionado por un consejo creativo externo.

El Artefacto Urbano se llamó Helminto Urbs en alusión a ciertas lombrices de cuerpo largo, complejas y generalmente macroscópicas de vida parasitaria que habitaban en la zona lacustre del Valle de México. Su descripción varía con las características propias del medio: intercambio cultural, movilidad de ideas, supervivencia y alto nivel de adaptación al efecto y al afecto de las dinámicas locales y las experiencias colectivas.

El Artefacto Urbano se desplegó en cuatro plazas del Centro Histórico para interactuar con vecinos, paseantes, curiosos y visitantes, con la idea de obtener de primera mano información y retroalimentación acerca de cómo se lee, navega, hace y vive la ciudad a nivel de calle. Estos lugares fueron:

  • Plaza de Santa Catarina de Mártir (República de Brasil / República de Honduras)
  • Plaza Regina Coelli (Regina / Bolívar)
  • Plaza de la Iglesia de la Santísima Trinidad (Santísima / Emiliano Zapata)
  • Plaza San Juan (Ayuntamiento / Ernesto Pugibet)

Durante cuatro días, la comunidad, vecinos y paseantes visitaron el artefacto urbano que contaba con un colorido programa de actividades lúdicas. Se trataron de charlas, obras de teatro, cuentacuentos, presentaciones de vecinos, inducción al presupuesto participativo, entre otros. Más allá de la primera inserción en territorio, el artefacto urbano se ha desplegado en la ciudad cada vez que la situación amerita encontrar una manera ágil e innovadora de navegar las calles de la metrópolis.

Teoría de cambio

Un laboratorio urbano necesita de nuevas y ágiles maneras para recabar, repensar y activar ideas a nivel calle. La práctica artística puede generar propuestas atractivas y novedosas para la creación de estos espacios que promueven el diálogo, la reflexión y la acción conjunta entre ciudadanía y gobierno.

Resultados
  • 10 propuestas creativas sobre artefactos urbanos
  • 1 Helminto Urbs construido
  • 4 plazas del Centro Histórico intervenidas
Aprendizajes
  • El espacio de la calle implica retos importantes de convocatoria y de practicidad de los objetos desplegados.
  • Estar en la calle y hablar con la gente son actividades nutritivas para el desarrollo de experimentos y propuestas; esta experiencia puede ser más fructífera cuando hay una relación cercana e informativa con los vecinos.
  • Realizar contratos de viabilidad con los concursantes puede resultar en el establecimiento de responsabilidades y obligaciones por parte de los actores.
  • Un concurso cerrado puede agilizar procesos, así como incentivar a una comunidad que ya realiza acciones o propuestas en torno al eje que se desea explorar.
Futuro

El Artefacto Urbano se reacondiciona constantemente para distintas intervenciones en espacio público.

 

El #ArtefactoUrbano durante Mextrópoli, festival de arquitectura y ciudad