Experimento 2017

Código para la Ciudad de México, segunda edición

Replicabilidad Alta
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

El sondeo Imagina tu Ciudad fue un potente termómetro para entender las áreas que los ciudadanos perciben como los mayores retos de la CDMX.

¿Puede el talento ciudadano ayudar a resolver algunos de estos retos? ¿En qué medida estrategias basadas en código abierto pueden contribuir a solucionar desafíos complejos de movilidad, salud, medio ambiente, servicios urbanos, agua, seguridad vial o cohesión comunitaria en la Ciudad de México?

Historia

La tecnología es fundamental para reducir costos, aumentar la eficiencia, facilidad, rapidez, calidad, precisión de los procesos y servicios, y tomar decisiones informadas; si está bien aplicada, tiene el potencial de mejorar la vida de las personas y ayudar a mitigar problemas públicos. Pero para esto, a la par del desarrollo de soluciones tecnológicas también se necesita entender cómo se articula con instituciones públicas y los procesos de gobierno.

El Laboratorio para la Ciudad ha realizado diversos eventos para incorporar el talento ciudadano al proceso del desarrollo de tecnologías que ayuden a resolver problemas públicos. Tal es el caso de HackCDMX (el festival de datos de la CDMX, cuyo objetivo era formar una comunidad alrededor de estos temas) y de la primera edición de Código CDMX. Estas convocatorias buscan ejercer los principios, conceptos y objetivos de la Ley para Hacer de la Ciudad de México una Ciudad Abierta, específicamente: la colaboración abierta y el software libre.

La primera generación de Código marcó un hito histórico: fue la primera vez que un gobierno en México abría una convocatoria pública para becar a jóvenes especializados en tecnología: trabajaron en retos públicos durante nueve meses, que ellos mismos ayudaban a definir; además de ser parte de talleres para afinar habilidades y especializar a este grupo en tecnología cívica.

Esta primera edición arrojó importantes aprendizajes que se vieron reflejados en el rediseño del programa de Código CDMX en su segunda edición:

  • La necesidad de crear metodologías más robustas (tales como Imagina tu Ciudad y el Seminario de Datos) para definir los retos en conjunto con las instancias de gobierno
  • Entender que si los retos son definidos en conjunto con las instancias existe una posibilidad de adopción, apropiamiento y sustentabilidad mucho más eficaz. (Esto fue el principal problema de la primera generación de Código).
  • La solución de retos públicos a través de tecnología, lejos de ser tarea de un tipo de perfil, requiere equipos multidisciplinarios más que individuos (e.g. expertos en Android, UX, diseño, cierto tipo de software) . Por lo mismo se giró la segunda edición de Código hacia el trabajo de start-ups y compañías jóvenes, buscando impulsar que hubiera interés de este ecosistema en enfocar su talento a tecnología cívica y la generación de valor público.
  • Impulsar casos de estudio que, además de resolver problemas públicos, demostraran el valor de la política pública basada en evidencia.
Desafío

Los hackatones, aunque populares, son eventos que impulsan una importante cohesión comunitaria más que soluciones sustentables.

Las convocatorias abiertas permiten atraer talento ciudadano que de otra manera, difícilmente tendría una participación en el desarrollo de soluciones a desafíos públicos y tienen un periodo adecuado de incubación. Su aportación es especialmente valiosa cuando se trata de desarrollar soluciones tecnológicas, pues las capacidades de empresas y organizaciones tecnológicas especializadas en desarrollar soluciones innovadoras pueden fortalecer las labores de las entidades de gobierno.

Cuando dichas soluciones tecnológicas se rigen bajo un principio de código abierto, su potencial es aún más grande, pues abre la puerta a un proceso de iteración continua al que pueden contribuir diversos actores. Estos mecanismos de mejora evitan que los desarrollos se vuelvan obsoletos, alargando su periodo de vida útil.

Teoría de cambio

Si incluimos a compañías tecnológicas para ayudar a fortalecer los trabajos previos de un proyecto de colaboración intersectorial (i.e. Seminario de Ciencia de Datos para la Ciudad), aumentaremos la capacidad de apertura de los gobiernos y la probabilidad de que las soluciones se adopten, escalen y repliquen, evitando así problemáticas que se presentaron en la primera edición de Código CDMX (i.e. soluciones que no se apropiaron).

Para fomentar las innovaciones tecnológicas dentro de la administración pública, es necesario desarrollar casos de estudio con desafíos específicos con el fin de mostrar a través de la práctica el potencial y la importancia de la inclusión tecnológica en procesos gubernamentales.

Para fomentar apertura gubernamental y una cultura de aprendizaje compartido, se requiere crear un espacio de colaboración con empresas tecnológicas que apoyen en la búsqueda de nuevas maneras de enfrentar retos urbanos a través de herramientas tecnológicas cívicas, basadas en código abierto, que fortalezcan la transparencia y maximicen recursos.

Propuesta

Realizar una convocatoria abierta buscando asociaciones civiles, colectivos u organizaciones, que, en conjunto con dependencias de gobierno y académicos, desarrollen e implementen soluciones tecnológicas de código abierto a retos que enfrenta la ciudad; explorar en conjunto otras posibilidades o paradigmas para mejorar la calidad de vida de las personas en la Ciudad de México.

La ruta crítica del experimento es la siguiente:

Definición de desafíos:

  • Sesiones de problematización y diagnóstico realizadas como parte del Seminario de Ciencia de Datos y con la herramienta de Imagina tu Ciudad, para determinar retos específicos de la ciudad que podrían beneficiarse de soluciones tecnológicas.

Lanzamiento de la convocatoria:

  • Convocatoria abierta a colectivos y organizaciones para proponer soluciones tecnológicas a los retos definidos por las mesas colaborativas.
  • Los ocho retos que se lanzaron en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el 1 de agosto de 2017 fueron:

Reto 1: Cohesión comunitaria y violencia en el entorno escolar
Tomando como base el Sistema de Información Localizada (SIL), diseñar una herramienta innovadora que mejore mecanismos de reporte para estudiantes, facilite la captura, visualización y el análisis de datos para autoridades, y permita mecanismos participativos de mejora de cohesión comunitaria.

Reto 2: Profesionalización de los controladores de tiempo y sistema de frecuencias del transporte público
Aprovechar los datos de GPS de unidades de transporte para sistematizar las salidas de unidades de transporte y dar información a los usuarios finales.

Reto 3: Movilidad en Santa Fe
Desarrollar un prototipo de sistema de medición para medir la cantidad, velocidad, dirección y medio de transporte (particulares, transporte público, peatón y bicicletas) en la zona de Santa Fe.

Reto 4: Exposición a contaminantes a nivel peatonal
Desarrollar un prototipo de sistemas de sensores para medir la exposición personal a contaminantes en el Centro Histórico.

Reto 5: Trazabilidad de pacientes de obesidad y diabetes
Diseñar un sistema de captación de datos clínicos y de contexto social del programa El Médico en tu Casa que sea interoperable con el expediente clínico electrónico de la Ciudad de México.

Reto 6: Agua en la Ciudad de México
Desarrollar herramienta digital que promueva la acción vecinal para el consumo responsable de agua.

Reto 7: Sistema en código abierto (con base en Open 311) para AGU 072
Generar un prototipo de desarrollo sobre el protocolo Open 311 para la apertura, seguimiento y atención de incidencias urbanas, que emule y sea espejo en actividad y funcionalidad para la AGU.

Reto 8: Visualizador de datos
Desarrollar un prototipo de visualizador de datos abiertos, cruce de variables, cruce de datasets y estadística básica que facilite la visualización y el aprovechamiento de la información para toda la población.

Si deseas conocer los resultados de algún reto en específico, sigue el hipervínculo que te interese.

Proceso de selección y anuncio de los ganadores:

  • Proceso de selección de propuestas con la colaboración de expertos en el tema por cada reto, basándose en originalidad, funcionalidad, factibilidad y viabilidad.

Diseño, desarrollo y pruebas de uso:

  • Seis sesiones de trabajo entre los ganadores de la convocatoria y las mesas colaborativas para iterar la solución tecnológica e implementarla en una prueba piloto.
Resultados

Los ganadores de los retos son:

Resultados por reto [1][1] Para ver el resultado puntual de cada uno de los retos, puedes visitar su correspondiente ficha de experimento.:

  • Reto 2: Optimización del flujo de camiones
    • Aplicación para controladores del Sistema de Movilidad 1: para proveerles de información puntual sobre la posición de las unidades y recomendaciones de la mejor hora para despacharlas.
    • Aplicación para usuarios: para informar a los usuarios del Sistema de Movilidad 1 sobre el tiempo estimado de llegada de la siguiente unidad.
  • Reto 3: Menos tiempos de traslado en Santa Fe
    • Tres antenas para detectar y contabilizar las señales de celular con el objetivo de calcular flujo de peatones, coches y ciclistas en una intersección.
  • Reto 4: Medición de contaminantes en el aire a nivel peatonal
    • Dos sensores móviles para medir partículas contaminantes PM 2.5.
    • Un sensor fijo para calibración en las instalaciones del Sistema de Monitoreo Atmosférico (SIMAT). 4
  • Reto 5: Captación de datos clínicos de El Médico en tu Casa y trazabilidad de pacientes de obesidad y diabetes.
    • Una aplicación en tablet para capturar la información de los pacientes parte del programa El Médico en Tu Casa.
  • Reto 6: Consumo responsable de agua
    • Plataforma digital para conocer el consumo personal de agua e informar sobre las posibles recomendaciones para su cuidado responsable.
Aprendizajes

Esta versión de Código para la Ciudad tuvo el valor agregado de responder a desafíos que fueron planteados previamente por mesas de trabajo de colaboración intersectorial entre academia, sociedad civil y gobierno. Este trabajo colaborativo resultó en los siguientes aprendizajes:

  • Existe una alta necesidad de tener más y mejores canales de comunicación entre distintos sectores de la sociedad. Este proyecto mostró la gran riqueza de poner a distintas personas de distintas disciplinas en un mismo lugar trabajando en un mismo desafío. Si bien convocatorias como CódigoCDMX dan la oportunidad de este encuentro, es necesario que existan colaboraciones más institucionales y trabajando de manera permanente.
  • La importancia de tener recursos financieros en una temporalidad asegurada. Si bien se contaba con un marco de tiempo definido para la entrega de los premios, dado procesos internos administrativos hubo retraso en esos pagos, que finalmente resultó en un retraso de inicio del prototipaje y del experimento. Como aprendizaje es importante comunicar desde el inicio que este tipo de demoras existen en la administración pública y estar preparados para ello.
  • Encontrar balance entre los modelos de negocios de cada uno de los colectivos participantes con el valor público de la solución que están generando. Apertura en los softwares, programas y códigos es importante para un conocimiento compartido y mejorable tanto para la comunidad programadora como para academia y gobierno, sin embargo, es importante entender y comprender que cierta información se mantendrá cerrada para salvaguardar derechos de autor de los desarrolladores. Se recomienda una licencia de creative commons, ya que se mantienen los derechos de autor y al mismo tiempo permite un uso y reproducción.
  • Es necesario tener un apoyo y una confianza del actor de gobierno desde el inicio, durante y al final del experimento. Desde la definición del reto hasta los permisos para las pruebas de uso y la posible escalabilidad del prototipo, la participación del ente gubernamental es vital para el buen funcionamiento del proyecto. Para esto, una relación estrecha y comunicación continua sobre el estatus del proyecto y las expectativas del resultado, es central para el éxito de los experimentos.
Futuro

Las alianzas generadas durante el lanzamiento de la convocatoria, la implementación de los prototipos, así como la presentación de resultados son colaboraciones que se mantendrán mientras se siga compartiendo una meta común. Estas metas pueden ir cambiando durante el tiempo, y seguramente habrá movilidad de personas en las organizaciones participantes. Sin embargo, los aprendizajes y la experiencia de trabajar en un mismo proyecto con personas tan diferentes, es algo que cada individuo llevará consigo y promoverá como buena práctica.

Si bien las colaboraciones son complicadas por la misma naturaleza de todas las relaciones humanas, el futuro del experimento definitivamente es retomar los mecanismos de cooperación (mesas de trabajo con academia, sociedad civil y gobierno), para la resolución de problemas urbanos.