Experimento

Ideas para la Ciudad

Replicabilidad Media
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

¿Cómo prototipamos nuevos mecanismos de recepción de ideas para fortalecer la ciudad a partir de sus habitantes?, ¿cómo saber y abordar los principales temas de interés de los ciudadanos?

Historia

La participación ciudadana ha sido un elemento creciente en la Ciudad de México. En las últimas décadas, se ha generado también una demanda de nuevos instrumentos de participación, al mismo tiempo que hay desconfianza en muchos procesos e inclusive en las instituciones así como una baja participación en los mecanismos ya existentes. Los ciudadanos se reconocen como actores en la construcción de ciudad y en el cambio, reinvención y revitalización de sus territorios. Sin embargo, esta demanda creciente tiene un déficit de canales que puedan catalizar y potenciar esta participación en favor de su entorno.

Al mismo tiempo, esto sucede en medio de una serie de paradojas alrededor de la democracia y la participación. Por ejemplo sólo alrededor del 2% del padrón participó en las consultas de Presupuesto Participativo 2011, 2012 y 2013. Además, Un estudio del Pew Research Centre en 38 países encontró que México fue el país más insatisfecho con la democracia que opera en el país o sólo el 6% y además el 42% considera buena opción que un gobierno militar dirija el país. Un estudio también del Colegio de México y el Instituto Electoral sobre ciudadanía activa encontró que sólo el 2% de la población encuestada confía en los partidos políticos. La misma investigación muestra también que la participación no política como organizar una fiesta de vecinos es mayor que la participación política.

Desafío

El talento ciudadano es vasto: es uno de los recursos subutilizados de la CDMX y en muchas ocasiones no existen las vías adecuadas para aprovechar dicho talento y ponerlo al servicio de la urbe. No existen canales articulados para la recepción de propuestas ciudadanas, y aunque existieran, la magnitud y la diversidad de la Ciudad de México – así como de la administración local – presenta un desafío para la articulación, incubación y seguimiento de ideas ciudadanas. Es necesario prototipar nuevas formas e instrumentos para ello. Además, es importante probar y desplegar nuevas herramientas tecnológicas para optimizar estos flujos de información, entendiendo dichas herramientas desde un contexto local que incluye una brecha digital importante.

Propuesta

Desarrollar y probar una plataforma digital que facilite captar ideas, propuestas y proyectos ciudadanos. A través de ésta identificar temáticas centrales e identificar necesidades para vincular a actores relevantes. La herramienta Ciudad Propuesta se lanzó en junio de 2013 y buscó responder al creciente número de ciudadanos que intentan colaborar con el gobierno en la cocreación de ciudad, así como canalizar de manera ágil y ordenada el creciente número de solicitudes, correos y llamadas que recibía el LabCDMX con ideas y propuestas ciudadanas. Mediante esta plataforma se planteó crear un mecanismo para el apoyo a proyectos ciudadanos cuyo objetivo fuera propiciar impactos positivos para la ciudad.

La recepción de los proyectos se llevó a cabo mediante la apertura de un espacio de participación en la manera de una plataforma dentro la página del Laboratorio para la Ciudad. La intención de esta plataforma fue idear estrategias, guiando a los usuarios a través de una serie de preguntas específicas sobre sus propuestas. Para recibir insumos, se realizó una convocatoria libre; proyectos creativos que resolvieran alguna problemática urbana y deseara obtener apoyo del LabCDMX para su consolidación. Posterior a la inscripción de proyectos ciudadanos, se mencionó que se analizarían las propuestas de acuerdo a criterios internos de viabilidad, relevancia, tipo de necesidad y solidez de las propuestas. La plataforma de recepción de ideas funcionó de junio de 2013 hasta abril de 2014.

Teoría de cambio
  • Si generamos un mecanismo para recibir propuestas ciudadanas para revitalizar la ciudad:
  • Se subsanará la falta de canales para captar ideas y proyectos ciudadanos.
  • Se permitirá entender dónde yacen los principales temas de interés de los habitantes de la Ciudad de México y sus necesidades.
  • Si se desarrolla una plataforma de recepción de ideas y propuestas, facilitará vincularlas y potenciarlas.
  • Si se prototipan nuevas formas de participación ciudadana se derivará en aprendizajes que permitan fortalecer futuras herramientas.
  • La CDMX se beneficiará al resolver problemáticas gracias al talento ciudadano
Resultados
  • 152 propuestas, 101 ideas y 51 proyectos recibidos.

En cuanto a la distribución de ideas por rubro:

  • 23% de cultura institucional
  • 43% de tecnología
  • 35% de intervención urbana

En cuanto a la distribución de proyectos por rubro:

  • 11% de cultura institucional
  • 52% de tecnología
  • 36% de intervención urbana

Las principales necesidades identificadas en las ideas fueron:

(Un proyecto puede tener más de una necesidad)

  • Recursos financieros: 47
  • Recursos humanos: 76
  • Vinculación: 65 Difusión: 22

Las principales necesidades identificadas en los proyectos fueron:

(Un proyecto puede tener más de una necesidad)

Recursos financieros:

  • 31 Recursos humanos
  • 14 Vinculación
  • 29 Difusión: 9

Aprendizajes

Se identificaron los siguientes desafíos en el diseño y ejecución del proyecto:

  • Existe un importante interés en contribuir ideas para la ciudad.
  • Muchos proyectos e ideas inscritas no contaban con una estructura lógica ni se basan en información completa, clara y precisa.
  • Se identificó que una cantidad importante de proyectos e ideas buscaban resolver el mismo problema pero de forma parcial; esto nos lleva a concluir que una posible vinculación entre ciudadanos con los mismos objetivos puede derivar en proyectos mucho más completos y congruentes.
  • Hay proyectos e ideas inscritas que ya existen, los ciudadanos que proponen este tipo de proyectos no conocen que ya han sido realizados. Se recibieron proyectos que ya han sido apoyados por dependencias de gobierno.
  • Se tendría que hacer mayor énfasis en que la plataforma buscaba subsanar la falta de vinculación y no duplicarla, pero dada la magnitud de la administración local es difícil hacer un sondeo exhaustivo.
  • Se recibieron también proyectos que no cuentan con un objetivo de mejora urbana y social y son con fines de lucro, como el caso de PYMES personales.
  • Es importante subrayar la naturaleza de contribución a la ciudad para evitar la recepción de este tipo de proyectos. . Se recibieron también proyectos incongruentes o no viables en su realización. El lanzamiento de convocatorias donde previamente se especifique el tipo de proyectos que se solicitan y los factores de apoyo que se pueden brindar a los mismos (de acuerdo a posibilidades internas) es una alternativa ante esta área detectada, lo que además evita la creación de falsas expectativas ante los mecanismos de apoyo que esperan recibir los proyectos y nos remite a la recepción de proyectos con los que se tiene posibilidades de apoyo.
  • La publicación de rúbricas para la selección de proyectos evitará la recepción de proyectos incongruentes; o al menos resultará en una rápida depuración de los mismos, teniendo criterios claros de evaluación que pueden ser consultados por los ciudadanos.
  • No existe la capacidad instalada dentro del Laboratorio para incubar esa cantidad y variedad de proyectos, y dado que era una convocatoria libre y no temática, no hay forma de garantizar de antemano el interés por parte de las Secretarías en colaborar con ciudadanos. Por ende, las próximas convocatorias deberán de ser focalizadas y atender problemáticas específicas, y contar con los recursos necesarios (humanos y financieros) para llevarlas a cabo.
  • En cuanto al formato de recepción de proyectos mediante formato electrónico se observó: El incorrecto uso de la plataforma como mecanismo de enviar recomendaciones e ideas, sin capacidad de quien lo propone para desarrollarlo o interés para involucrarse en su realización. La información que se solicitaba en el formato vía internet es adecuado como referencia de los proyectos, pero se necesita mayor información para motivos de selección.
  • En cuanto al formato de recepción de proyectos vía espacio de inscripción mediante formato electrónico se observó: Recepción de gran cantidad de proyectos debido a que no se contaba con delimitación de temáticas y mecanismos.
  • Debido a las capacidades de operación del Laboratorio, no es posible el manejo de una gran cantidad de proyectos, ya que esto implica en el proceso de selección: a) dificultad para jerarquizar la importancia de un tema o proyecto sobre otro, b) seguimiento y comunicación con proyectos de diferentes temáticas lo evita la creación de estrategias específicas de apoyo para cada uno de ellos reduciendo las capacidades de apoyo y esfuerzos en tiempo, recursos y seguimiento.
  • Una reflexión importante y clave es que sería más factible fortalecer y potenciar los canales ya establecidos de participación ciudadana, donde existen ya recursos. Es decir, más allá de abrir una puerta nueva para recabar ideas ciudadanas, afinar las ya disponibles.

Futuro

El ejercicio finalizó, sin embargo, sus aprendizajes han contribuido a fortalecer el diseño de otras herramientas y estrategias posteriores del Laboratorio, incluyendo:

  • Código para la Ciudad I y II (incubación de proyectos con retos específicos)
  • Seminario de Datos Sondeo Imagina tu Ciudad(termómetro de principales preocupaciones ciudadanas en base a las cuales definir retos)
  • Juguetes Urbanos (generación de convocatoria con investigación robusta en la cual se pueden basar los participantes)
  • Mapatón (crear redes ciudadanas dispuestas a, en conjunto, resolver un reto urbano)
  • Ideas Milpa Alta (trabajo en territorio con universidades)
  • Plataforma Ciudad Propuesta (democratizar la participación y regeneración urbana desde los barrios)