2018

Life Sized City: Ciudad de México

Replicabilidad Alta
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

¿De qué manera el lenguaje cinematográfico puede reflejar la importancia de la movilidad ciclista, desde el enfoque activista internacional y sus aportes a la Ciudad de México? ¿cómo podemos llevar diálogos urbanos a diferentes foros y públicos, tales como festivales de cine con perspectiva de derechos en materia de movilidad urbana?

Propuesta

En la Ciudad de México y su Zona Metropolitana habitan 21 millones de personas que realizan 50 millones de viajes al día. De éstos, 240 mil se realizan en bicicleta, de acuerdo con la Encuesta Origen Destino publicada en 2017. A pesar de que la cantidad parece minúscula, es importante mencionar que diez años antes menos de la mitad de estos viajes, 107 mil, se realizaban en este medio de transporte. Esto representa un incremento de 124 por ciento en el número de viajes que se hacen en bicicleta, lo cual significa que la movilidad urbana no motorizada y sustentable representa un auge que debe tomarse en cuenta para pensar otras formas de transporte menos contaminantes y peligrosas que los automóviles.

En una megalópolis como la CDMX, es necesario replantear la movilidad y la calidad de vida que tienen sus habitantes a través de sus desplazamientos. Viajar a lo largo de la ciudad se ha vuelto una labor cansada, insegura y costosa. A esto hay que sumarle la mala planeación para los peatones, quienes se enfrentan diariamente a la falta de de elementos de seguridad en calles como semáforos, bolardos, banquetas o señalamientos.

Como una manera de generar una conciencia mayor sobre las ciudades en las que vivimos para mejorarlas, el 28 de febrero de 2018, el equipo de Ciudad Peatón del Laboratorio para la Ciudad se sumó a la intervención peatonal organizada por CAMINA, Centro de Estudios de Movilidad Peatonal A.C., en el cruce de las calles de Filadelfia y Nueva York en la colonia Nápoles de la Ciudad de México. La actividad contó con la presencia de Mikael Colville-Andersen, gran impulsor del ciclismo y la movilidad urbana sustentable a nivel internacional. A través de su organización Copenhagenize, Colville-Andersen visitó la CDMX como parte de su documental The Life-Sized City, que explora cómo los habitantes de distintas ciudades del mundo han contribuido a cambios positivos rumbo a ciudades a la medida de nuestras vidas. El 22 de noviembre, fue invitado por el LabCDMX a presentar el episodio de su serie y hablar sobre los beneficios de la movilidad sustentable.

Además de tocar temas concernientes al ciclismo, The Life Sized City permite reflexionar sobre los desafíos que enfrenta la Ciudad de México y la capacidad que tienen sus habitantes de ser resilientes ante un fenómeno como el reciente temblor del 19 de septiembre de 2018. Enfrentar la contradicción que existe en zonas donde se carece de agua, pero que presenta inundaciones y cómo generan los vecinos herramientas para captación de lluvia. Cómo lograr desde sociedad civil entornos urbanos que mejoren la calidad de desplazamiento de los ciclistas y peatones en una ciudad dispersa. Finalmente el episodio retrata el valor de los habitantes de la Ciudad de México como motor de cambio urbano.

Resultados

102 asistentes
Aprendizajes

La proyección del documental permitió reunir a actores sociales y debatir sobre el motor detrás de los cambios culturales en materia de movilidad urbana, seguridad vial y resiliencia. Desde su trabajo en ONGs, asociaciones civiles, instituciones y entidades de gobierno como el Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México y el Laboratorio para la Ciudad, se intercambiaron puntos de vista sobre el valor que cuenta el trabajo colaborativo desde la base de la sociedad civil y cómo coordinar al igual que sumar esfuerzos que puedan generar cambios legislativos, normativos y por supuesto en las calles de la ciudad.