2015

Movilidad Ciclista: Estrategias colaborativas

Replicabilidad Alta
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

¿Cómo compartir experiencias, lecciones y buenas prácticas de políticas públicas de impulso al uso de la bicicleta y la incidencia de la participación ciudadana?

Propuesta

Realizar un encuentro técnico internacional sobre movilidad y ciclismo urbano, involucrando a organizaciones de la sociedad civil y gobierno del que se derive intercambio de experticia. El objetivo del encuentro entre ciudadanía y tomadores de decisión en Chile, Francia y la Ciudad de México fue compartir experiencias, lecciones y buenas prácticas de políticas públicas de impulso al uso de la bicicleta y la incidencia de la participación ciudadana.

En este ámbito, las asociaciones de promoción de la movilidad no motorizada fueron invitadas a participar en el taller con la idea de entender sus ideas, opiniones e identificar los principales retos con respecto a la colaboración entre gobierno y sociedad civil.

Una de las atribuciones específicas que tiene el Laboratorio como parte del gobierno capitalino es dirigir y coordinar la adopción y difusión de buenas prácticas en las distintas dependencias y órganos desconcentrados. Bajo el interés compartido con la Embajada de Francia por incrementar intercambios de experiencias entre la Ciudad de México y Francia, se decidió dedicar un capítulo de esta colaboración a la movilidad ciclista.

Por otra parte, la Secretaría de Medio Ambiente, autoridad responsable de fomentar el ciclismo a través de la Dirección de Cultura, Diseño e Infraestructura Ciclista, firmó en el segundo semestre de 2015 un convenio de cooperación internacional en el contexto del Fondo de Cooperación México-Chile. En el marco del convenio se realizó una visita técnica por parte de la delegación chilena a la Ciudad de México, con el objetivo de conocer el contexto de las políti cas públicas de fomento al uso de la bicicleta, así como el cambio de paradigma de la movilidad en el marco de la Ley de Movilidad promulgada en junio de 2014.

Fue a través de la coordinación de estos dos acuerdos de colaboración internacionales, que se logró crear una sinergia para dar las tres experiencias de los tres países mencionados, lo cual sirvió para involucrar a organizaciones activamente involucradas en temas de movilidad en la Ciudad de México. Los objetivos específicos de esta actividad fueron los siguientes:

  • Intercambiar experiencias sobre cómo generar estrategias de colaboración entre sociedad civil y gobierno para incidir de forma efectiva en estrategias de movilidad y ciclismo urbano.
  • Realizar un encuentro técnico internacional sobre movilidad y ciclismo urbano, involucrando a organizaciones de la sociedad civil y gobierno del que se derive intercambio de experticia.
  • Realizar una observación de campo de la infraestructura ciclista en la Ciudad de México, para conocer los diferentes criterios empleados en un periodo de tiempo.
  • Llevar a cabo una sesión de intercambio de experiencias internacionales y promover la discusión entre sociedad civil y gobierno.
  • Producir un reporte final recabando los resultados del encuentro y aprendizajes de política pública.

Para llevar a cabo los objetivos del encuentro, se realizaron observaciones de campo a través de la cual se buscaron intercambiar experiencia en la gestión de proyectos. Asimismo, se organizó una rodada en los alrededores de la infraestructura ciclista de la ciudad, así como una visita técnica a los talleres de el sistema Ecobici. Adicionalmente cada invitado internacional presentó un caso de estudio de sus lugares de origen, con el objetivo de comparar experiencias y mecanismos de implementación de distintas políticas públicas.

El evento se desarrolló en dos etapas. La primera fue un trabajo de campo, en la que se presentaron los diferentes aspectos de la Estrategia de Movilidad en Bicicleta de la CDMX y un evento posterior en el que se presentaron los diferentes casos de estudio.

TRABAJO DE CAMPO

a) Infraestructura ciclista

Representantes de las tres ciudades visitaron el sitio donde se construyó la ciclovía Revolución-Patriotismo. Esta ciclovía fue realizada tomando en cuenta varios elementos como:

  • El tipo de vía (vías principales y de alta velocidad)
  • El tipo de vehículos que comparten la calle con las bicicletas.
  • El tipo de cruces y la transformación de estos cruces según la lógica de “Cruces seguros”.
  • Estudio de socialización del Centro de Cultura Cívica (CCC) junto con la ayuda técnica del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).
  • Un proyecto de “pacificación” de la avenida Alfonso Reyes, para conectar los diferentes proyectos de infraestructura ciclista.

b) Centro Operativo Ecobici

El segundo eje de la Estrategia de Movilidad en Bicicleta de la CDMX, se encuentra el Sistema de Transporte Individual ECOBICI. El sistema cuenta con un Centro Operativo de 2 mil 500 metros cuadrado con más de 260 personas trabajando para dar atención a la operación, mantenimiento y atención a clientes del Sistema. En la visita de campo se conoció el funcionamiento y organización, así como la relación entre la Secretaría del Medio Ambiente y la empresa operadora de Ecobici.

Fernanda Rivera, Coordinadora de Ecobici para la Secretaría del Medio Ambiente, dio en el taller una presentación sobre los principales resultados del servicio de bicicleta pública en la CDMX y a nivel internacional, como referente del sistema automatizado más grande de América Latina. En la presentación, se mostró que el Sistema es reconocido actualmente como un modo de transporte y el nivel de vandalismo en la ciudad de México es sumamente bajo con respecto a otros sistemas de bicicletas compartidas.

CASOS DE ESTUDIO

Después de la visita y presentación del taller de Ecobici, los participantes se trasladaron en bicicleta a las instalaciones del Laboratorio para la Ciudad, en donde los representantes de Santiago, París y CDMX presentaron un caso de estudio relacionado a una experiencia de fomento de uso de la bicicleta realizada en una colaboración entre gobierno y sociedad civil. La sesión permitió conocer distintos retos de implementación y experiencias de éxitos en cada caso en un ambiente en el que tanto representantes de gobierno como organizaciones de la sociedad civil retroalimentaron el encuentro aportando con sus distintas perspectivas.

Santiago (Chile)
Valeria López, jefa del Departamento de Espacios Públicos del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago; y Andrés Díaz, ingeniero de proyectos del Departamento de Espacios Públicos del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago, presentaron el caso de Santiago Pedaleable, iniciativa que busca potenciar el uso de la bicicleta como un medio de transporte sostenible y limpio a través de inversiones, programas, proyectos y mesas de trabajo interdisciplinares ejecutados a lo largo de la Región Metropolitana.

La Región Metropolitana de Santiago de Chile tiene un contexto urbano y de gobierno que representa un reto para la coordinación entre diferentes entidades. Las divisiones del poder implican que el Gobierno regional metropolitano no tenga un poder de decisión efectivo tanto en la urbanización como en el presupuesto de las comunas. Las diferentes entidades responsables de la creación del espacio público implican la coordinación de 66 entidades públicas y privadas. Con este contexto se corre el riesgo de tener políticas públicas opuestas o poco productivas en las 52 comunas y siete entidades públicas que comprenden la Región Metropolitana.

Para atender esa necesidad, el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago desempeña un papel fundamental en la coordinación entre dependencias así como con grupos ciclistas. Es en este contexto que se creó, desde su Prefectura, una mesa de colaboración denominada Santiago Pedaleable, que tiene el objetivo de alcanzar un compromiso sobre la política ciclista de la región desde todos los sectores. Estas mesas abiertas a la sociedad civil y la ciudadanía se integran actualmente por más de 30 asociaciones. El objetivo es fomentar el uso de la bicicleta y la construcción de nuevas ciclovías según nuevas normas adoptadas por los poderes públicos. Así se adoptaron nuevas normas en 2015 gracias a una cooperación de las asociaciones y de los poderes públicos.

Las mesas trabajaron también sobre proyectos como la ciclovía “Río” (Mapocho 42K) que tiene como objetivo rodear un río con la ciclovía, el cual se inunda durante algunos periodos del año, por lo que la infraestructura tiene que ser resistente al agua y debe existir la seguridad adecuada para que cuando el río suba se controlen las entradas a la ciclovía. Al inicio, había pocos participantes, ahora hay más de 30 asociaciones que colaboran en las mesas.

Gracias a una política voluntaria de promoción de los transportes no motorizados, grandes proyectos de desarrollo ciclista, Santiago tiene como objetivo aumentar 49 por ciento el número de kilómetros de ciclovías en los dos próximos años (LaTercera, 2015).

Francia
Olivier Schneider, presidente de la Federación Francesa de Usuarios de Bicicleta, presentó el estudio de caso de una iniciativa que nació de la sociedad civil y que actualmente cuenta con el apoyo de gobiernos locales. Los talleres comunitarios de bicicleta son espacios que buscan la capacitación con respecto a conocimiento técnico para reparación de bicicletas, así como la promoción del uso de bicicleta.

Schneider destacó que algunos de los beneficios de este proyecto radican en su relativo bajo costo con respecto a otros programas de promoción ciclista, y su valor comunitario al ser un espacio de convivencia y aprendizaje para las ciudades donde se ha implementado. Un ejemplo mencionado fue el de hijos de inmigrantes que al aprender a utilizar la bicicleta, transfieren ese conocimiento a sus padres, quienes en ocasiones no lo poseían.

Este caso muestra cómo con una colaboración y apoyo concreto entre sociedad civil y gobierno, puede impulsar iniciativas con un fuerte impacto comunitario y las cuales pueden ser dirigidas por miembros de la propia comunidad, no necesariamente de programas verticales de gobierno. Más de 50 escuelas han sido creadas en los últimos tres años.

México
Ruth Meza Junco, subdirectora de Cultura y Uso de la Bicicleta de la Secretaría del Medio Ambiente, presentó el programa “Muévete en Bici”. A ocho años de su implementación, el programa tiene más de siete millones de participantes yse extendió para lograr 55 kilómetros en los paseos dominicales. “Muévete en Bici” tiene como objetivo devolver el espacio ocupado por los coches a las bicicletas y los peatones. Esta actividad propone igualmente actividades gratuitas como yoga, Tai-chi o clases de baile. Estas actividades constituyen un punto interesante por la cooperación que implica la organización del evento.

“Muévete en bici” es organizado por la Secretaría de Medio Ambiente del Distrito Federal y coopera con la Secretaría de la Salud (Sedesa) para las actividades físicas. Asimismo, se coordina con el Instituto de la Juventud para proporcionar voluntarios que apoyen con la logística del paseo dominical. Estos actores públicos trabajan con asociaciones ciclistas o la Cruz Roja para organizar actividades y proporcionar ayuda médica. Cooperan también con empresas para proporcionar realizar activaciones dentro del Paseo que den alternativas para los asistentes.

La cooperación entre diferentes instancias públicas, organizaciones civiles y sector privado es indispensable para realizar esta actividad de promoción del uso de la bicicleta.

Resultados

Se realizó una sesión de presentación con 16 asistentes y visitas de campo en la Ciudad de México.

Aprendizajes

Algunas de las lecciones y buenas prácticas identificadas que se obtuvieron a raíz de los casos de estudio Francia, Chile y México, sirven como aprendizajes para los tres países en temas de movilidad:

  • Alianzas efectivas entre gobierno y sociedad civil: Las alianzas efectivas pueden dar lugar a proyectos que, con una baja inversión, puedan alcanzar un fuerte impacto. Se tomó como referencia el caso presentado por la Ciudad de México como uno en el que la coordinaciones de distintas organizaciones y actores privados contribuyen a una iniciativa que da espacio a miles de ciclistas para recorrer avenidas principales de la ciudad, representando una fuerte política de promoción del uso de bicicleta y el primer acercamiento de la ciudadanía al ciclismo urbano. El caso de Francia también fue apreciado como una alianza efectiva, en donde un taller de relativo bajo costo, se convierte en un espacio activo para la capacitación y promoción del ciclismo urbano.
  • Transparencia y comunicación efectiva: Se identificaron como elementos fundamentales para generar confianza en grupos de la sociedad civil. Dada la diversidad del movimiento ciclista en las diferentes ciudades, es decir, diferentes perfiles e intereses, una buen práctica recae en permitir que la invitación sea abierta y de esa manera, dependiendo de la orden del día o la temática acudirán los grupos que tengan interés en participar en el mismo. Ejemplo de esto fue el esquema presentado por la comitiva de Santiago en donde diversos grupos reciben una invitación y se encuentran facultados a aportar a las decisiones.
  • Infraestructura ciclista puede incentivar sentimiento de apropiación e identidad: Los proyectos de infraestructura ciclista o mobiliario urbano pueden generar una apropiación del proyecto y así incrementar el apoyo público a los mismos. Se mencionó por ejemplo el caso de Ecobici, en el que los bajos índices de vandalismo y percepción respecto al programa reflejan una apropiación positiva del mobiliario público. En el caso de las bicicletas públicas, ha permitido romper el estigma hacia el respeto del mobiliario público, esto al tener reportes de usuarios e incluso vecinos, sobre cualquier problema relacionado con daños al sistema. Otro ejemplo podrían ser los talleres comunitarios en Francia, en donde la participación abierta a cualquier persona, convierte dicho espacio en un activo comunitario.
  • Marco normativo y atribuciones claras: Tener un marco normativo claro, garantiza el largo plazo y el cumplimiento de líneas de acción específicas con base en las atribuciones de cada una de las dependencias involucradas. Asimismo, el marco normativo deberá considerar la integración de la sociedad civil como un actor clave para la toma de decisión pública e incrementar la incidencia de los proyectos. En la Ciudad de México se cuenta con un marco regulatorio fuerte a partir de junio de 2014, que es la Ley de Movilidad, el documento rector de las políticas públicas de movilidad en la Ciudad. A diferencia de Santiago, en la que el periodo es volátil y siguen dependiendo de la voluntad política de la presidencia para la permanencia del Intendente en turno.
  • Criterios técnicos compartidos y públicos: Para garantizar la estabilidad de las políticas públicas de movilidad urbana, se debe incluir no sólo la normatividad, sino criterios claros de diseño, por ejemplo el caso de Santiago que cuenta con un manual nacional para el diseño de ciclovías, esto permite homologar el diseño vial y garantizar la seguridad de los usuarios, ya que todos los niveles de gobierno
  • Se abordó el tema de ciclovías bidireccionales y no unidireccionales, con el objetivo de reducir la distancia de recorrido y tiempo de exposición de los ciclistas.
  • Se consideró que la reducción de velocidad contribuye a generar condiciones en las que se dé un espacio compartido.
  • Se reflexionó sobre la importancia de promover iniciativas de la sociedad civil que promuevan de forma más orgánica el uso de bicicleta. El ejemplo más claro fue el de los talleres comunitarios en Francia.
  • Finalmente, la apropiación certera de la movilidad en términos políticos es un hito de la innovación en la implementación. La voluntad política no sólo facilita la elaboración de planes, proyectos y políticas claras, sino que abre una ventana de oportunidad para poner el tema en la agenda pública.

Movilidad Ciclista: Experiencia de Chile, Francia y México