2017

Open 311

Replicabilidad Baja
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

¿Cómo podemos lograr un sistema de reportes de la Agencia de Gestión Urbana (e.g. baches, alumbrado público) de la Ciudad que pueda ser utilizado por todas las dependencias y alimentado de manera colaborativa por la ciudadanía?

Historia

Este experimento es resultado del trabajo intersectorial del Seminario Ciencia de Datos para la Ciudad y el desarrollo tecnológico del desafío #7 “Propuesta de Sistema en código abierto (con ​base​ en​ Open 311)​​ para AGU 072​” de la convocatoria Código para la Ciudad de México 2017, el cual se declaró desierto.

Todos los días se generan millones de datos en la Ciudad de México sobre el consumo del agua, el estado de las calles, multas viales, por mencionar algunas. Si bien parte de la información se genera de las actividades diarias de dependencias gubernamentales, otra parte se recopila a partir de los propios ciudadanos.

La Agencia de Gestión Urbana (AGU), con las atribuciones de coordinar servicios urbanos fundamentales como la movilidad, el agua, el drenaje y residuos sólidos, recibe quejas ciudadanas sobre tales servicios. Para ello, y tomando en cuenta las nuevas tecnologías, en el 2013 se creó la aplicación 072 como plataforma para recibir tales quejas y que se acompañe de información de georreferenciada y con respaldo fotográfico.

Si bien esta aplicación ha generado mayores canales de comunicación entre la ciudadanía y el gobierno sobre el estado de los servicios urbanos y la funcionalidad de la vía pública, este esfuerzo se podría complementar al utilizar un sistema abierto, como OPEN 311, un protocolo estandarizado para sistemas colaborativos de geolocalización de reportes ciudadanos sobre el estado de las calles. Actualmente el número de atención ciudadana de la CDMX, 072, requiere la compra y renovación de licencias. Es decir, el sistema no es abierto, por lo tanto, no permite una fácil interconexión entre otras plataformas generadoras de reportes, ni su consumo para análisis. Ciudades que han utilizado el protocolo OPEN 311 como Chicago, San Francisco o Boston, han podido eficientar la canalización de reportes y aumentado su capacidad, gracias al potencial colaborativo de la aplicación.

Desafío

Desde que inició el programa en noviembre de 2015 hasta noviembre de 2017, se reportaron 2 mil 615 incidencias, se han concluido dos mil 554 casos, mil 309 reportes se han autorizado para pago, mientras que las incidencias que no procedieron suman mil 245 y 61 casos en proceso por dictaminar. La cantidad más alta que se tiene registrada que se ha pagado fue de 43 mil 934 y el menor fue de 100 pesos. Finalmente a la fecha se ha pagado un total de dos millones 986 mil pesos.

Existe una oportunidad para encontrar canales más eficientes para que la ciudadanía pueda comunicar las quejas, y que las dependencias puedan recibirlas y atenderlas. Por ejemplo, existe el protocolo OPEN 311, el cual es un sistema colaborativo de geolocalización de reportes. El protocolo es formato abierto por lo tanto permite la comunicación entre distintas dependencias gubernamentales, además del reporte ciudadano. En contraste con el número de atención ciudadana de la Ciudad de México, 072, cuyo sistema no es abierto y requiere la compra y renovación de licencias.

Esto no permite una fácil interconexión con otras plataformas generadoras de reportes, ni su consumo para análisis de reportes. Por lo tanto, con el objetivo de que la AGU pueda migrar el sistema 072 al protocolo Open 311 para hacer más eficiente y abierto el proceso de reporte y atención de servicios urbanos, se realizará un anteproyecto que explique los problemas que solucionaría el protocolo y el uso de plataformas de software libre, un análisis de mejores prácticas, lecciones aprendidas de otras ciudades que lo hayan implementado y una ruta crítica.

Teoría de cambio

Si hacemos una migración a un sistema abierto para la generación de reportes ciudadanos, entonces podremos impulsar una mayor conexión entre los distintos sistemas de las dependencias, además de incluir un proceso colaborativo de reportes para la ciudadanía.

De igual manera, si desarrollamos un anteproyecto que explique los problemas que solucionaría el protocolo Open 072 y el uso de plataformas de software libre, entonces podemos hacer un análisis de mejores prácticas y lecciones aprendidas de otras ciudades que lo hayan implementado.

Propuesta

Se desarrollará un prototipo con algunos reportes para mostrar el potencial de la plataforma y se dejará la arquitectura necesaria para una migración del sistema actual a un desarrollo sobre el protocolo open 311. Se buscará contar con la arquitectura, diseño y desarrollos con base al protocolo de código abierto Open 311, para la apertura, seguimiento y la atención de incidencias urbanas. Esto no solamente aumentará la transparencia, sino también mejorará el seguimiento y atención de incidencias en el ámbito territorial de la Ciudad de México en materia de servicios urbanos.

Resultados

Para presentar la propuesta del anteproyecto de una migración al modelo Open 311, el desafío fue lanzado como parte de la convocatoria Código para la Ciudad de México. Se recibieron tres propuestas las cuales fueron evaluadas por cinco jurados, en donde el criterio fue originalidad, funcionalidad, factibilidad y viabilidad.

Desafortunadamente, ninguna de las tres propuestas recibidas llegaron al mínimo de calificación (6/10) para pasar a la segunda ronda de evaluación. Por lo tanto, el reto se declaró desierto.

Aprendizajes

El uso y beneficios del protocolo Open 311 tiene que ser mejor comunicado y socializado, con el fin de que la ciudadanía pueda desarrollar un prototipo que luego la Agencia de Gestión Urbana pueda utilizar. De igual manera, ya que el esfuerzo de mover todo un sistema actual a otro requiere mucho tiempo y financiamiento, es importante controlar expectativas desde el inicio y comenzar con un proyecto de mucho menor escala.