Actividad

Oui Share: Movilidad compartida y transportación

Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

Las oportunidades para compartir en las ciudades, tanto bienes públicos como objetos privados, tienen un enorme potencial aún por explorar y descubrir. Una ciudad compartida es aquella que empodera a los ciudadanos a través de valiosa información y actividades creativas para que compartan formas de movilidad urbana, espacio público, bienes, servicios y conocimiento. Como consecuencia, las ciudades compartidas promueven la interacción, generan lazos entre los ciudadanos y por lo tanto fortalecen el sentido de comunidad.

De esta forma, ¿de qué manera la economía compartida puede ayudar a la movilidad de una ciudad?

Propuesta

Impulsar esquemas que faciliten compartir bienes, servicios y conocimientos para fortalecer los lazos de una comunidad. Asimismo, es importante dar a conocer la necesidad de un consumo responsable e inteligente dentro de una urbe del tamaño de la Ciudad de México. Promover prototipos de colaboraciones que promuevan novedosos tipos de interacción entre los habitantes de la ciudad para restablecer la confianza.

El equipo de Ciudad Peatón del Laboratorio para la Ciudad organizó un taller sobre el valor público de la movilidad colaborativa en el marco del Festival Oui Share Summit de la Ciudad de México. En el taller se propuso a los participantes imaginar una política pública o empresa que promoviera los valores de la movilidad colaborativa en la CDMX.

El propósito de la actividad era que los interesados compartieran imaginarios sobre lo que significa una ciudad compartida en la que puedan disfrutar cotidianamente de espacios públicos universalmente accesibles, los cuales puedan ser recorridos de una forma segura, prioritariamente a pie, en bicicleta y en transporte público; una ciudad que prioriza la escala humana.

En ese sentido los espacios públicos son percibidos como espacios de destino, disfrute e interacción, espacios democráticos y libres, dejando atrás la noción de éstos como lugares únicamente de paso. En cuanto al fenómeno de la economía colaborativa, los ponentes enfatizaron la necesidad de que las ciudades fomenten maneras responsables de consumir, y permitan dejar de lado la voluntad de adquirir objetos innecesarios, para acercar a la ciudadanía a los beneficios de de este nuevo tipo de economía.

Estos preceptos fueron los ejes rectores del taller tanto durante la sección de presentaciones, como en la etapa de prototipado. Los ponentes del taller fueron el equipo del Ciudad Peatón del laboratorio junto con los expertos en economía colaborativa de Oui Share.

Aprendizajes

Ante los problemas de movilidad en la Ciudad de México es necesario pensar en la economía colaborativa como una solución viable para resolver los problemas del excesivo uso del automóvil, de la seguridad vial, y para crear comunidad. Al finalizar el taller aprendimos que hay personas interesadas en aplicar los conceptos de la economía colaborativa a la movilidad, lo cual puede traer grandes beneficios a la ciudad si es que se regula adecuadamente, siguiendo los principios básicos de la movilidad sustentable y de seguridad vial.

En el área de movilidad, la economía colaborativa está confrontando la enraizada cultura del automóvil en la ciudad. Ejemplos como Rides, DameUnAventón o Aventones promueven compartir el coche para llegar al trabajo o a la universidad. También, el sistema de bicicletas públicas compartidas, EcoBici.

Otros ejemplos recientes que han comenzado a operar en la Ciudad de México han sido las bicicletas sin anclaje compartidas, los patines del diablo eléctricos compartidos, las motocicletas compartidas y las vagonetas compartidas. Durante todo el taller se usaron estos ejemplos para diseñar un bosquejo de los posibles beneficios que estas nuevas tendencias podrían traer a la ciudad y de cómo regular los posibles riesgos.