Actividad

Papalote Museo del Niño: derecho a la ciudad

Replicabilidad Alta
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento

Papalote Museo de la Ciudad de México

Provocación

El derecho al juego y el derecho a la ciudad son derechos que se tienen en la CDMX. Pero, ¿cómo construir una ciudad para los niños y las niñas en donde se sientan seguros cruzando la calle, puedan ser independientes y jugar en espacios públicos de calidad?¿Por qué alrededor del Papalote Museo del Niño la ciudad es peligrosa para las niñas y los niños?

Propuesta

El 29 de septiembre de 2016, la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) del gobierno federal convocó a un simposio sobre el derecho a la ciudad para las niñas y niños. Más allá de compartir experiencias en un escenario, se decidió analizar el entorno del Museo del Papalote y su accesibilidad peatonal. Se propuso una estrategia de navegación peatonal enfocada en niños que llegarán desde el metro Constituyentes al museo.

Durante la presentación del Laboratorio para la Ciudad el objetivo fue difundir las ideas del nuevo paradigma de desarrollo urbano, movilidad y seguridad vial desde la perspectiva de los infantes. Se exhibió un video de la ruta del metro Constituyentes al Museo Papalote, además se presentó el proyecto Peatoniños, como un ejemplo de que es posible una ciudad para los niños y niñas. Se dialogó con infantes que subieron al escenario para expresar sus propuestas sobre polìtica pública urbana para sentirse más integrados a la ciudad.

Ciudad Peatón se propuso lograr transmitir en una hora —tiempo que se le otorgó al Laboratorio para la Ciudad en el simposio— el derecho de los niños y niñas a la ciudad y cómo se relaciona con los proyectos del Laboratorio, en especial el PISVI y Peatoniños. Igualmente, existió un desafío de coordinación interinstitucional para implementar un proyecto de navegación peatonal para niños del metro al museo.

Resultados

Más de 150 personas asistieron al simposio.
Igualmente, más de 10 niños participaron en el diálogo con miembros del Laboratorio durante la presentación.

Aprendizajes
  • Los niños fueron invitados a contar a los asistentes sus ideas para mejorar sus condiciones de movilidad y votaron a favor de proyectos como banquetas más amplias, desaparición de los puentes peatonales o señalamientos adecuados con el fin de no tener más coches a grandes velocidades en las calles de la CDMX.
  • Acerca del proyecto de navegación peatonal del metro al museo, cuando se implementan proyectos en calle es complicado lograr una coordinación con las dependencias correspondientes, ya que tienen su propia agenda y el trabajo colaborativo se vuelve complicado si las agendas no concuerdan en el mismo sentido. Sin embargo, la propuesta del proyecto quedó elaborada para retomarse en cuanto sea pertinente.
  • Los niños tienen mucho que proponer al respecto; el darles voz nos abrió un panorama sobre lo molestos que están los infantes con el modo en que hemos diseñado las ciudades mexicanas en las últimas décadas.
  • Tuvimos procesos de sensibilización tanto de niños y adultos sobre cómo la importancia de la seguridad vial entre infantes y asistentes.
  • Realizar una exposición con un lenguaje accesible para niños e incluso invitarlos a participar en un debate de urbanismo es una buena práctica que se puede replicar. Igualmente, la propuesta innovadora de navegación peatonal infantil no sólo se puede aplicar del metro Constituyentes al Museo Papalote, sino que en muchos espacios públicos de las ciudades que concentren actividades para niños.