Actividad

Parque(ando)

Replicabilidad Alta
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

Una ciudad para los peatones es una mejor ciudad para todos. ¿Qué beneficios tendría la ciudadanía si la CDMX privilegia sus espacios para la gente y no para los coches?

Historia

Parque(ando) o park(ing) day es una actividad internacional que se realiza en más de 160 ciudades del mundo, en la que cada año la ciudadanía, artistas y activistas temporalmente transforman lotes de estacionamiento en espacios públicos para el disfrute de la gente, en el marco del Día Mundial Sin Automóvil que se celebra el 22 de septiembre.

Los cajones de estacionamiento que normalmente utilizan los vehículo son ocupados con actividades y mobiliario relacionados al espacio público: niños jugando, sillas, hamacas, pasto, arena, músicos, libros, arte, deportistas, agricultores urbanos, ciclistas, cualquier actividad funciona para repensar un espacio que privilegie a las personas y no a los automóviles.

Este tipo de actividades visibilizan un problema que aqueja a diversas megalópolis, y que, particularmente representa un foco rojo en la Zona Metropolitana del Valle de México. Según datos del INEGI, el parque vehicular de la región que comprende la CDMX y 18 municipios del Estado de México se duplicó en una década: creció 159 por ciento y sumó más de 9.5 millones de unidades motorizadas en circulación en 2015 (último dato actualizado por fuentes oficiales), desde los 3.7 millones registrados en 2005. Esto ha agravado la crisis de tráfico vial y de emisiones contaminantes de la megalópolis.

El crecimiento equivale a más de tres veces el alza registrada en los diez años previos (1995-2005), que fue de 45 por ciento, y significó que a la circulación de las arterias vehiculares de la ZMVM se sumaran 587 mil vehículos cada año, esto representa un aumento de mil 596 unidades diarias ó 57 cada hora.

La expansión vehicular también ha sido más acelerada respecto a la del país en su conjunto, que fue de 81.6 por ciento en el periodo de 2005 a 2015, lo que provocó un aumento significativo de la densidad de automóviles en la zona, que pasó de concentrar 16 por ciento del parque nacional de coches en el 2005, a 23.6 por ciento en 2015, de acuerdo con cifras del INEGI.

En promedio, un cajón de estacionamiento mide 12.5 metros cuadrados, por lo que cinco lotes se equiparan a lo que mide un departamento promedio en la Ciudad de México. Si se estacionaran juntos los 4 millones 600 mil automóviles de la Ciudad de México, abarcaría las delegaciones Cuauhtémoc y Benito Juárez casi en su totalidad. Es necesario visibilizar este problema.

La primera edición de Parque(ando) en la Ciudad de México estuvo a cargo de los colectivos ciudadanos Bicitekas, Haz Ciudad e ITDP un jueves 22 de septiembre de 2011 entre las calles de Hamburgo e Insurgentes, en la colonia Juárez. En la segunda edición, llevada a cabo un año después, se unieron más organizaciones en las calles de Tonalá y Guanajuato, en la colonia Roma.

Por su parte, la edición de 2013 se realizó entre las avenidas Hamburgo y Florencia. En 2014, fue la primera vez que se realizaron dos Parque(ando) el mismo año, uno el 19 de septiembre en la calle de División del Norte con Xola y otro el 20 de septiembre en la calle de Medellín con Yucatán, colonia Roma.

Desafío
  • En la Ciudad de México existen más calles que parques, plazas y bosques juntos. Las calles han sido tradicionalmente vistas como un entorno que sólo debe dar cabida a los vehículos motorizados y no a las personas.
  • Para modificar el imaginario colectivo y la imagen urbana ocupada por los vehículos, es necesario reconocer que el espacio es finito y que puede dar cabida a personas, actividades, lugares, eventos, mobiliario de descanso y una diversidad de escenarios que no sean un estacionamiento.
Teoría de cambio
  • Si se intervienen diferentes espacios usualmente destinados al estacionamiento de vehículos motorizados para crear espacios públicos, esto permitirá repensar el entorno y las ganancias que se obtienen al cambiar el enfoque de planeación para estacionar vehículos privados y comenzar una redistribución del espacio hacia uno centrado en personas.
  • Igualmente, si se implementan políticas y actividades para restringir el uso del automóvil, a través de volver más difícil y más costoso estacionarse, lograremos que se disminuya su uso y el espacio que normalmente ocupan los vehículos para estacionarse, puede convertirse en parques, plazas, viviendas, oficinas o comercios.
  • Si se visibilizan y modifican temporalmente aquellos espacios normalmente ocupados por vehículos, podrán generarse vínculos con vecinos y transeúntes a través de repensar los lotes de estacionamiento. Al hacer atractivo un espacio temporalmente y replicarlo año con año, y al documentar la afluencia y el éxito de personas que descansan, interactúan y realizan actividades en un mismo espacio, podrá plantearse que la propuesta temporal se consolide en un proyecto permanente o en un programa urbano.
Propuesta

El Laboratorio para la Ciudad propuso ocupar temporalmente espacios de estacionamiento para ampliar las posibilidades de uso colectivo, promoviendo con esto la socialización, la expresión y diversidad cultural, el juego y la generosidad de los habitantes de la CDMX. La iniciativa buscó un uso más amable y participativo del espacio público para transformar por un día las calles en pequeños parques y ocupar el espacio público espontáneamente con la ayuda de mobiliario doméstico, instalaciones artísticas y expresiones culturales. Los tres objetivos de la propuesta hecha por el Laboratorio fueron los siguientes:

  • Envía un mensaje sobre cómo hacer una comunidad más amigable, humana y caminable para todos.
  • Construye comunidad. Promueve la interacción social entre vecinos, transeúntes, instituciones, grupos.
  • Inspira un cambio. Transforma el espacio del coche en espacios para la gente. Vive tu ciudad de una manera diferente.

La actividad se llevó a cabo en la avenida Medellín entre Álvaro Obregón y Yucatán, en la colonia Roma. Con la participación de 26 organizaciones, la calle fue ocupada para compartir estadísticas e información para concientizar a los transeúntes y vecinos sobre la problemática del excesivo uso del automóvil en la ciudad y la falta de espacio público. Además, se llevaron a cabo actividades lúdicas en donde los capitalinos compartieron lo que más les gusta de los espacios públicos de su delegación. Entre las dinámicas del Parque(ando) 2015 se encontraba una mini cancha de futbol, una librería con asientos para leer, un futbolito de mesa, un espacio para moler cacao, un columpio colgado de un árbol, entre otras actividades.

Otra actividad realizada por el Laboratorio fue reflexionar sobre lo que puede caber en un cajón de estacionamiento. Los asistentes estimaron el número de bicicletas, árboles o bancas que podrían ocupar la superficie de un lote donde usualmente se estaciona un coche estándar. Finalmente, el objetivo del cajón del LabCDMX fue hacer un llamado a repensar el entorno y las ganancias que se obtienen al cambiar el enfoque de planeación y distribución de los espacios públicos de la ciudad hacia uno centrado en personas y no en autos.

Resultados
  • Parque(ando) fue una experiencia a la que se sumaron 160 ciudades en el mundo.
  • Se ocuparon 26 cajones de 26 diferentes organizaciones.
  • Más 200 personas participaron
  • En el cajón del Laboratorio para la Ciudad participaron aproximadamente 30 personas como asistentes.
  • La respuesta en redes fue en su mayoría positiva, con algunas críticas de activistas que se quejaron de que el gobierno organizara un Parque(ando), iniciativa que usualmente realizan organizaciones de la sociedad civil.
  • Cinco cajones de estacionamiento ocupan el espacio de un departamento promedio.
  • Hay más coches en la ciudad de México que habitantes en países como Uruguay y Líbano.
  • Si los coches de la Zona Metropolitana del Valle México fueran un estado y los autos su población serían el quinto estado más grande del país, por población, sólo después del Estado de México (15 millones), el Distrito Federal (8 millones), Jalisco (7 millones) y Veracruz (7 millones).
  • Estimamos que si quisiéramos estacionar juntos los coches matriculados sólo en el Distrito Federal, ocuparían casi todo el territorio de las delegaciones Cuauhtémoc y de Benito Juárez.
  • Se creó una campaña en redes para sensibilizar sobre estas estadísticas y realidades urbanas.
Aprendizajes

Un aprendizaje importante consistió en probar mecanismos lúdicos de comunicación y herramientas de participación ciudadana para sensibilizar a habitantes sobre el uso excesivo del espacio que ocupan los vehículos.

Futuro

Ampliar la oferta, esquemas de participación y temáticas que giran alrededor de la dinámica de Parque(ando) es un terreno a explorar en el futuro. Incluir a todo tipo de población es también un parte importante.

Este ejercicio tuvo aprendizajes interesantes para el experimento de “Peatoniños: Liberando las calles” para los niños y el juego.

Parque(ando) 2015