Sondeo Imagina tu Ciudad

Replicabilidad Alta
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

¿Cual es el lugar que ocupa la Ciudad de México en la mente de personas? ¿Qué significa la ciudad para la gente que habita en ella, cuáles consideran son sus principales retos y sus activos y cómo se imaginan su futuro ideal en esta coyuntura? ¿Cómo hacemos para captar insumos ciudadanos, un termómetro de la ciudad y nutrir el proceso de redacción del proyecto de la Constitución de la Ciudad de México? ¿Puede el diseño de política pública también tomar en cuenta la ciudad subjetiva?

Historia

La Ciudad de México existe en la mente de todo aquel que la piensa, la recuerda y la imagina. Constituye, además de su expresión física tangible, una imagen cognitiva de lo que es, fue y puede llegar a ser. Yace en una red invisible de quien la piensa en sus barrios, al viajar en su transporte público, en la mente del hombre de 80 años que la vio crecer y cambiar, de quien se fue y la añora a la lejanía, de quien le duele, le enfada y le reclama, de quien al otro lado del mundo nunca la ha caminado pero a través de otros la imagina, de quien con los ojos abiertos la sueña y quiere distinta.

Existe en la imagen de su pasado de una Tenochtitlán que no conocimos pero que igualmente recordamos, de esa ciudad de los años 40 y 50 que, a través del cine, se inserta, filtra, se reinventa y redibuja en la mente. Los imaginarios de esta ciudad se presentan en fragmentos que se aglutinan.

Esta ciudad se dibuja en ese espacio cognitivo con matices de quien la piensa, en la intersección de lo real, la imaginación, el deseo, la esperanza y la desesperanza. Cruza los planos de lo posible, lo utópico y distópico. En su construcción futura, yacen un sinfín de posibilidades que constituyen también una gran riqueza. Imaginar la ciudad futura representa también el ejercicio más fundamental del derecho a la ciudad. Hacer realidad esas visiones son además la aspiración más grande que una ciudad y aquellos que viven en ella pueden tener.

Esta dimensión intangible de la gran urbe es también una parte medular de entender la ciudad, para leerla y narrarla. Es un insumo adicional para analizarla más allá de lo objetivo, lo tangible y los datos tradicionales socioeconómicos cuantitativos. Estos imaginarios urbanos pueden ser un mecanismo poderoso para entender, desde ese plano más subjetivo y a partir de sus ciudadanos, lo que significa, sus retos, lo más valioso y sus futuros posibles.

Diferentes ciudades alrededor del mundo como Boston y otras del contexto europeo han utilizado los imaginarios urbanos como un instrumento participativo para planificar la ciudad. Constituyen también ahora un instrumento de la planificación urbana participativa así como de la geografía urbana. En este sentido, por ejemplo la geografía mental es un elemento donde la geografía humana se cruza con la percepción de los lugares, sus historias, siluetas y formas.

La dimensión territorial constituye también una parte importante de los imaginarios urbanos considerando que la ciudad se percibe de manera diferenciada a través de sus distintos territorios, los cuales albergan historias, condiciones socioeconómicas y culturales diferenciadas. Condicionan también la manera en la que se vive y muchas veces cómo se concibe la ciudad.

A la dimensión geográfica, la cual representa una dimensión fundamental, se añaden otras variables que pueden en mayor o medir medida moldean las imágenes cognitivas de la ciudad. Esos imaginarios pueden tener convergencias así como divergencias entre personas y territorios. Estos también no son estáticos sino dinámicos, cambian y reflejan los tiempos en los cuales se forman y existen.

La Ciudad de México ha tenido una evolución compleja desde sus antecedentes en la capital azteca hasta constituir hoy una megaciudad de casi 21 millones de personas y que se extiende en territorio de alrededor de 8 mil km2. La Ciudad de México propiamente y en tiempos modernos ha tenido cambios en su paisaje, en sus retos y posibilidades. Ha avanzado también en su estructura y facultades desde que se creó el Departamento del Distrito Federal en 1928 y se estableció también la figura del regente, quien era la figura encargada de gestionar la ciudad y era designado por el presidente de la República.

La capital del país entró también tarde a la democracia así como a la participación ciudadana. No fue sino hasta 1997 que la ciudad pudo por primera vez elegir a su gobernante. En 2015 se aprobó también la reforma política de la ciudad y a partir del 2016 el Distrito Federal dejó de existir para convertirse en Ciudad de México. Aquel año también la capital estaría habilitada para poder contar con su propia constitución en la cual verter su visión de ciudad. Esto representó un punto coyuntural tanto para hacer de esto un ejercicio participativo, como para que en en este momento histórico detenernos, pensar e imaginar la ciudad, para entender qué significa, para delinear esa ciudad subjetiva, sus imaginarios presentes y futuros.

Desafío

En un momento coyuntural e histórico de la ciudad, se requiere entender la ciudad desde la subjetividad y a partir de quienes la viven. Es necesario, en este punto pivotal, detenernos a pensar la ciudad que tenemos e imaginar la ciudad que queremos. No hay, sin embargo, un mecanismo para poder precisamente abordar esto, captar los imaginarios presentes y futuros de la ciudad, para entender, desde la perspectiva de sus ciudadanos, sus retos, lo más valioso que significa y cual es la ciudad ideal. No existe una herramienta ni un proceso para entender el lugar que ocupa la ciudad en la mente de las personas. Tampoco, para entender cómo estos imaginarios difieren a través de sus distintos territorios y escalas, las delegaciones y sus barrios.

Además, el desafío consiste en crear un mecanismo para captar insumos ciudadanos para el grupo redactor de la primera constitución de la ciudad. Específicamente, uno de los retos es diseñar un mecanismo de amplia participación que permita leer la ciudad hoy e imaginar sus futuros desde los ciudadanos de a pie. No propuestas específicas a la Constitución que se recabarían por otros canales, pero sí un termómetro e insumos que pudieran servir a este propósito y que cualquier persona estuviera en capacidad de participar, desde su perspectiva y lo subjetivo. También, un reto adicional es como democratizar la participación y que la brecha digital no represente un impedimento para captar las voces ciudadanas.

Propuesta

Para enfrentar este reto se diseñó el Sondeo Imagina tu Ciudad, un instrumento para deternos, pensar la urbe que tenemos e imaginar colectivamente la ciudad que queremos. Para que, en este momento coyuntural, se pudiera leer la ciudad desde el plano subjetivo, capturar la ciudad imaginada por quienes la viven. Además, como un mecanismo para captar y proveer insumos ciudadanos para el grupo redactor del proyecto de la Constitución de la Ciudad de México. Sobre todo, fue una oportunidad para leer la ciudad desde quienes la viven, entender sus significados, lo más valioso, los desafíos y sus futuros posibles en un momento coyuntural e histórico.

El sondeo se diseñó entre febrero y marzo de 2016. Se lanzó el 30 de marzo y se mantuvo oficialmente activo para propósitos de la Constitución hasta el 15 de Septiembre del mismo año. Se desarrolló en un formato de encuesta digital integrado en el sitio Constitución CDMX Espacio de Encuentro. La participación fue a través de este canal digital, sin embargo se desarrolló una estrategia en sitio para una participación más amplia considerando la brecha digital.

Para este propósito se desplegaron 95 quioscos en puntos de alta concentración a lo largo de la ciudad, tales como estaciones de metro y mercados. Además cientos (?) de brigadistas del Instituto de la Juventud (Injuve) y de UPIICSA (IPN) fueron fundamentales en impulsar la participación en territorio.

El sondeo se enmarcó en una estrategia más amplia de ciudadanización del proceso de redacción del proyecto de la constitución en el cual se desplegaron otros mecanismos participativos.

Teoría de Cambio
  • Si en este momento coyuntural detonamos una reflexión colectiva de la ciudad y sus futuros podremos delinear mejor donde yacen los principales retos, activos y significados de la ciudad desde la perspectiva de quienes viven en ella. Además, podremos abordar la ciudad subjetiva, capturar las sensaciones y el lugar que ocupa en la mente de las personas.
  • Si se genera un mecanismo ciudadano para leer la ciudad hoy y se invita a imaginarla hacia adelante se nutrirá el trabajo del grupo redactor del proyecto de la Constitución.
  • Si creamos un mecanismo masivo, no especializado, donde cualquiera pueda participar, tendremos una lectura más diversa y potente de la ciudad.
  • Si lanzamos este mecanismo denominado Sondeo Imagina tu Ciudad con una dimensión territorial podremos tener una lectura de estas capas desde distintas escalas territoriales, las colonias y las delegaciones.
  • Si captamos estos insumos, además de servir el propósito específico de proveer de insumos al grupo redactor, podrá servir para otros fines que implican entender los desafíos, lo más valioso y los simbolismos de la ciudad, además de sus futuros imaginados.
Resultados
  • 31 mil 600 participantes.
  • 95 por ciento, o 30 mil, vive en la ZMVM Zona Metropolitana del Valle de México (16 delegaciones de la Ciudad de México-CDMX, 59 municipios del Estado de México y un municipio de Hidalgo).
  • El 82 por ciento, o 26 mil vive en la CDMX.
  • 13 por ciento, o 4 mil 300, vive en municipios conurbados de ZMVM.
  • El 3.5, o mil 100, vive en el resto de la república y el 0.45 por ciento, o 142, fuera de México.
  • Mil 474 colonias participantes de la Ciudad de México.
  • La cultura se identificó como lo más valioso de esta ciudad, seguido por la educación, las áreas verdes y el agua.
  • El principal desafío identificado fue corrupción seguido por empleo, transporte y movilidad, educación de calidad y agua.
  • Se captaron futuros imaginados por los habitantes de la Ciudad de México y de sus distintos territorios a la escala de la colonia. Muchos de estos reflejan los principales puntos captados en cuanto a los retos, activos y significados de la ciudad con una visión futura.

Los insumos captados a través del sondeo, junto con los otros canales de participativos que se desplegaron, nutrieron con insumos ciudadanos la redacción del proyecto de constitución. Los principales puntos identificados se vieron reflejados en el documento como se muestra a continuación:

Se generaron también las siguientes mapas digitales que visualizan el número de participantes por colonia, principales retos y activos identificados por delegación así como los futuros imaginados desde los distintos barrios de la ciudad.

Aprendizajes
  • Imagina tu Ciudad permitió identificar desde la perspectiva ciudadana los principales retos, significados, activos y futuros. Asimismo, cómo éstos difieren en el espacio a través de sus distintos territorios. Permitió dar una lectura a ciudad desde el plano más subjetivo.
  • Además de servir los propósitos específico de la constitución para el cual fue diseñado, el sondeo puede ser un referente para otros proyectos. Es un ejercicio de imaginarios urbanos y prospectiva participativa que ejemplifica también cómo leer la ciudad actual y pensarla colectivamente hacia al futuro.
  • Este tipo de ejercicios pueden ser un insumo no sólo para casos específicos como este de la constitución sino para otros tipos de políticas públicas.
  • Monitorear también la participación territorial durante el proceso fue también importante para poder ajustar la estrategia y ampliar la cobertura.
  • Para el éxito del proyecto fue fundamental desplegar el ejercicio tanto de manera digital como en el espacio físico. Este sentido fue también muy valioso la participación de voluntarios de UPIICSA e Injuve. La colaboración con estas instituciones contribuyó también a hacer de este un ejercicio todavía más ciudadano al involucrar a jóvenes como brigadistas.
  • Otro aprendizaje importante fue que el sondeo se integró en una narrativa del proceso de la ciudad que dio contexto y facilitó la participación. También fue muy importante diseñar la encuesta con un entendimiento claro de cómo se analizarían y visualizarían los datos.
  • Necesidad de pensar en código abierto de la plataforma desde un inicio; varias ciudades han querido replicar el ejercicio usando la misma plataforma pero su adaptación fue compleja.
  • Hacer pruebas sobre la generación de base de datos para que se generen adecuadamente y corroborar que son óptimos y lo más usables posibles. Esto debido a que se perdió información valiosa en su primera implementación, la cual no fue utilizable
Futuro
  • El sondeo continuará sirviendo otros proyectos del Laboratorio que requieren entender desde la perspectiva ciudadana y desde sus distintos territorios los retos, activos, significados y futuros de la ciudad.
  • Los insumos captados podrán ser un referente de la ciudad en este punto histórico, los principales resultados podrán ayudar a direccionar y enfocar el trabajo de iniciativas en favor de la ciudad y sus territorios.
  • La información generada nutrirá el diseño del proyecto “futuros urbanos” del Lab, creado como un ejercicio de prospectiva para pensar la ciudad hacia adelante en los distintos ejes de trabajo del lab. Idealmente, se podrá también cruzar la información con otras fuentes así como visualizar de manera novedosa como se exploró con Jer Thor en el taller del quinto encuentro de gobierno abierto.

 

Primer sondeo masivo Imagina tu Ciudad