Termómetro de ideas

Replicabilidad Alta
Estatus Finalizado
Actualizaciones del experimento
Provocación

¿Cómo captar las ideas ciudadanas para arrojar datos que permitan medir la temperatura de una ciudad a partir de sus temas, debates, ideas y expectativas?

Historia

En 2013, durante la participación del Laboratorio para la Ciudad en el Festival de Ideas TagDF, se presentó el primer prototipo de mecanismo de recopilación de ideas para la ciudad. Se trató de un mapa digital en Google Maps en donde el público podía, a través de una pantalla touch, geolocalizar una idea en la Ciudad de México para mejorarla.

Los asistentes aportaron ideas que creían que la ciudad necesitaba: mejoras en las calles, en la seguridad, cafés 24 horas, mejores baños y mejor transporte público. Más que metodologías complejas de incubación de ideas, se buscaba crear un ejercicio sencillo y veloz. El resultado fue un tinglado de ideas para la ciudad que podían ser visibilizadas y poco a poco analizadas para poder tomar la temperatura de las necesidades de los ciudadanos.

Este primer prototipo abrió la puerta a toda una veta de investigación y participación en el Laboratorio, llamada Ideas para la Ciudad, que tiene cabida en varios de los proyectos y experimentos realizados en el LabCDMX.

Desafío

La Ciudad de México enfrenta muchos retos debido a su tamaño y características: la cantidad de habitantes, la multiculturalidad, los cinturones de pobreza, la contaminación, entre otros. Aunque estos problemas forman parte de la vida diaria de los ciudadanos, algunos no llegan a ser conocidos por el gobierno. En otras ocasiones, aunque el gobierno tenga conocimiento de ellos, la forma de abordarlos no siempre resulta exitosa.

Por ello es necesario construir dinámicas que involucren a los ciudadanos en la propuesta de soluciones y en la colaboración activa para enfrentar juntos los retos de nuestra urbe. Los mecanismos para incubar ideas requieren un planteamiento sólido, inversión de recursos y tiempo, e inclusive en muchos casos una reestructuración institucional para que las ideas se vuelvan efectivas y tengan el potencial de mejorar la calidad de vida. Pero a la par, también puede resultar valioso crear herramientas que de manera sencilla y veloz puedan captar temperaturas de la ciudad, vislumbrando áreas de oportunidad para otro tipo de convocatorias y procesos.

El desafío de Termómetro de Ideas fue recopilar y visualizar de forma sencilla ideas y iniciativas provenientes de la ciudadanía. De igual manera, adoptar plataformas de participación usadas a nivel internacional como buena práctica de organizaciones no gubernamentales y de gobiernos.

Propuesta

El Termómetro de Ideas fue diseñado para medir la temperatura social y creativa de la ciudad; tantear los deseos, las inquietudes y las prioridades de sus habitantes, entender de dónde vienen las ideas y a dónde van dirigidas para organizar y compartir esta información de forma fácil e intuitiva.

Esta plataforma nació como un dispositivo de agregación y visualización de este tipo con el objetivo de ayudar a canalizar el talento ciudadano para juntos crear soluciones innovadoras que mejoren la ciudad. Este mecanismo conformado por una plataforma web buscó:

  1. Convertirse en un espacio digital en donde los ciudadanos puedan aportar y conocer ideas de otras personas, fomentando con esto una construcción creativa ante los problemas que se enfrentan en la megalópolis.
  2. Ser un ejemplo de innovación social al servir como puente entre las aportaciones y demandas ciudadanas con las instituciones de gobierno; una herramienta que permite a los ciudadanos hacer llegar sus ideas y propuestas a las instituciones de forma inmediata.
  3. Servir como indicador de tendencias ciudadanas, conteniendo información que puede ser usada para diversos motivos: creación de gráficas, mapas de tendencias, identificación de principales problemas, entre otros.

Utilizamos el Termómetro de Ideas para recabar propuestas en relación a la delegación Milpa Alta como parte de nuestro experimento 031, “Ideas Milpa Alta”. Esta herramienta fue utilizada durante la participación del LabCDMX en la Semana de las Juventudes en 2017, evento organizado por el Instituto de la Juventud del Distrito Federal (Injuve).

Teoría de cambio

La ciudad no es una entidad fija, tiene una vasta gama de problemas, posibilidades y deseos que fluctúan a través del tiempo. Elaborar herramientas que puedan esbozar un panorama activo de esos problemas y deseos puede ayudar a un gobierno a entender hacia dónde dirigir sus esfuerzos. Una plataforma lúdica y mecanismos de recopilación de ideas que no requiere mucho tiempo de los ciudadanos puede funcionar como un primer termómetro para diagnosticar retos y oportunidades.

Resultados
  • 230 ideas recabadas
  • 7 categorías de ideas (infraestructura joven, comunidad y resiliencia, territorio y ecosistema, salud y bienestar, cultura e identidad, conexión y ciudad, desarrollo y oportunidades)
Aprendizajes
  • Cuando se desea recabar propuestas de la ciudadanía es clave que sea dentro de una estructura que pueda albergar ideas concretas a problemáticas específicas. El caso del Termómetro de Ideas fue una primera aproximación que sólo medía los imaginarios y la temperatura de sus usuarios por lo que quedó corto en un aspecto más operativo.
  • Hacer visible de dónde provienen los ciudadanos nos permite mapear las propuestas, así como entender qué demografía está participando.
  • Una herramienta digital para recabar propuestas ciudadanas ayuda a iniciar diálogos más enfocados con actores involucrados en temas de participación ciudadana y desarrollo social (organizaciones civiles, academia, gobierno, entre otros).
  • Para que una herramienta digital tenga un impacto considerable es vital que se difunda en otros medios.
  • Las propuestas hechas por los ciudadanos no siempre están dirigidas a un problema y muchas veces son completamente irrealizables. Sería valioso fomentar una educación de generación de propuestas; aún estamos trabajando para encontrar estrategias educativas al respecto.
  • Sabemos que recabar ideas no es suficiente, por ello es importante encontrar espacios en donde éstas puedan ser discutidas, analizadas y accionadas. Mesas de trabajo, talleres y paneles de discusión ayudan a empujar estas propuestas.
  • Cuando un gobierno escucha las propuestas ciudadanas es más fácil realizar políticas que estén más de acuerdo con los deseos y necesidades de la ciudadanía.
  • Una plataforma atractiva es una plataforma visitada.
  • Se necesitan estrategias y metodologías contundentes para generar datos representativos.
Futuro
  • La herramienta del Termómetro de Ideas se empleó para recabar propuestas de diferentes delegaciones de la Ciudad de México en diferentes temas.
  • La herramienta nos ayudó a iniciar o continuar diálogos con el fin de generar experimentos en los que trabajamos y profundizamos.
  • Con la información demográfica que obtuvimos de nuestro Termómetro de Ideas creamos una base de datos que se amplíe constantemente y nos permita tomar la temperatura propositiva de la ciudad.
  • El termómetro de ideas inspiró lo que en el año de 2017 fue el Sondeo “Imagina tu Ciudad”.

Termómetro de Ideas