Infraestructura para aumentar la resiliencia de las ciudades

Laboratorio Para la Ciudad

Una ciudad resiliente tiende a prosperar a pesar de ciertas adversidades como los desastres naturales, el cambio climático y la sobrepoblación. La resiliencia es una característica que los centros urbanos pueden conseguir al mejorar diversos aspectos, como sus instituciones, los sistemas de previsión y la infraestructura. Es en este último rubro donde algunos gobiernos internacionales han volcado sus esfuerzos, en la infraestructura física para aumentar la resiliencia de las ciudades.

Estados Unidos echó a andar un proyecto llamado Rebuild by Design, programa de casi mil millones de dólares destinado a la construcción de infraestructura en ciudades que fueron afectadas por el huracán Sandy. Se trata de un concurso el cual 10 grupos interdisciplinarios diseñaron proyectos de infraestructura para urbes como Nueva Jersey y Nueva York. De entre las 10 propuestas, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de ese país eligió a 6 para su construcción.

new-york

Los proyectos ganadores de Rebuild by Design incluyen sistemas de manejo del agua, barreras de protección ante el aumento del nivel del mar, mecanismos para evitar inundaciones en las zonas costeras y la creación de reservas naturales para mejorar la calidad del suelo. El programa es un esfuerzo por aumentar el grado de resiliencia en las zonas expuestas a eventos meteorológicos severos, para de esta manera colaborar al desarrollo de comunidades en ambientes más prósperos y seguros.

Uno de los aspectos más sobresalientes de este programa es que involucra los procesos del diseño en la construcción de infraestructura urbana, en específico, para la previsión de eventualidades. Además, esta iniciativa es una oportunidad para reflexionar acerca de la relevancia de la infraestructura sobre la resiliencia de los centros urbanos. Destinar miles de millones de dólares a la construcción de proyectos materiales tal vez no sea suficiente, sino que es un mecanismos que se debe complementar con el fortalecimiento de las comunidades en aspectos como la educación, la confianza entre los miembros y su capacidad de respuesta ante los eventos adversos.