Taller Interuniversitario de Diseño: Diseñar para la ciudad

“La Ciudad pertenece a sus habitantes. Se concibe como un espacio civilizatorio, ciudadano, laico y habitable para el ejercicio pleno de sus posibilidades, el disfrute equitativo de sus bienes y la búsqueda de la felicidad.”

“Sobre el Derecho a la Ciudad”
Preámbulo de la Constitución de la Ciudad de México (2017)

La CDMX es el epítome de todos los retos y todas las posibilidades a las que se enfrentan y enfrentarán las ciudades en el futuro. Es una ciudad que vive un tiempo de múltiples desafíos y transformaciones sistémicas que se intensifican constantemente en términos de escala, complejidad y recursos. Por un lado, se enfrenta a graves problemas de desigualdad, agua, movilidad, gobernabilidad e inseguridad, así como una creciente mercantilización de sus espacios y recursos comunes; por otro, también es una de las áreas urbanas más progresistas y creativas del mundo, con una diversidad que se amplía a medida de su densidad y raíces culturales; que se vive y se construye a base de una o 21 millones de fantasías que impiden confinarla a una identidad fija. La Ciudad de México está siempre en movimiento, siempre en construcción, redefiniendo constantemente sus límites tangibles e imaginados.

En esta ciudad, con todas sus complejidades, contradicciones y conflictos, son precisamente la libertad y el poder para crear y transformar los territorios que habitamos, los ejercicios más importantes de nuestra vida urbana. Siendo sus habitantes el gran reto al que nos enfrentamos: hacer de ella un lugar más habitable para todos. En este sentido, incorporar las diversas prácticas creativas existentes y emergentes que faciliten y que potencien la capacidad de sus habitantes para hacer y pensar la ciudad en la que viven y quieren vivir en el futuro es indispensable. En el Laboratorio para la Ciudad, pensamos que el diseño cuenta con un potencial inexplorado para estimular la imaginación colectiva y contribuir a materializar esos imaginarios, y promover, en última instancia, el ejercicio de nuestro derecho a la ciudad. Así, el diseño y los diseñadores nos enfrentamos más que nunca a la pregunta de cómo contribuir a crear entornos urbanos ambientalmente sostenibles y una sociedad más justa.

Diseño para la Ciudad

Diseño para la Ciudad es una iniciativa del LabCDMX que parte de reconocer que necesitamos construir una ciudad más habitable para todos. Plantea que el diseño, entendido como una práctica cuyo recurso principal es la capacidad creadora y creativa de las personas que la habitan –y que trasciende la esfera de lo estético– cuenta con un potencial inexplorado para ayudarnos a enfrentar sus retos más urgentes, así como para apropiarnos de sus territorios y materializar sus posibilidades. Como lo mencionara Herbert Simon, para ayudarnos a “[imaginar, crear o planear] una serie de acciones dirigidas a cambiar las situaciones existentes en otras más deseables” (Sciences of Artificial, 2º edición, MIT Press, 1982, p.129).

La iniciativa reconoce al diseño como una práctica y forma de pensamiento que, de manera intencional, contribuye a dar forma a nuestro entorno social y material. Por lo que ante la expansión y popularización a nivel global de la concepción del diseño y los diseñadores como agentes de cambio social, económico y político, y del reconocimiento del impacto de las actividades diseño en el entorno urbano y en el medio ambiente, Diseño para la Ciudad busca explorar y cuestionar, desde un contexto urbano en constante transformación, cómo la disciplina y la práctica de diseño influyen en los procesos que dan forma a las condiciones urbanas, tangibles e intangibles, así como en la vida cotidiana de la Ciudad de México y sus habitantes. En este sentido, propone que el diseño tome un rol serio como una herramienta que permita la producción de bienes socialmente útiles y la transformación de las nociones del derecho que tenemos los habitantes de la Ciudad de México de cambiar, hacer y rehacer (es decir, de diseñar) la ciudad en la que vivimos, de un mero discurso a una realidad.

Así, en el Laboratorio para la Ciudad nos preguntamos: ¿es el ejercicio del derecho a la ciudad el desafío fundamental al que se enfrenta el diseño y su práctica en la CDMX?, ¿es posible que el diseño, como disciplina y la práctica del diseño abrir posibilidades para promover el ejercicio pleno del derecho a la ciudad?, ¿de qué manera se relaciona el diseño con la vida en la ciudad?, ¿cómo podemos identificar prácticas de diseño existentes y posibles, consolidadas y emergentes dentro de la Ciudad de México que generen valor público y comunitario?

Proyecto 1

  • Comunidades de la Práctica
  • Contexto

En septiembre de 2016, en el marco del coloquio internacional para pensar las ciudades creativas Poder hacer, el Laboratorio para la Ciudad reunió por primera vez alrededor de una misma mesa a algunos de los actores más relevantes del ecosistema de diseño en México (iniciativa privada, academia, gobierno y organizaciones de la sociedad civil). Con miras a la designación de la Ciudad de México como parte de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO y como Capital Mundial de Diseño en 2018 –y con los organizadores de este evento presentes–, este encuentro abrió un espacio de diálogo en dos sentidos: l 1) discutir sobre la importancia de entender el diseño como una disciplina y práctica con el potencial para generar cambios significativos que mejoren la vida en la ciudad a nivel social, económico, cultural y ambiental; 2) frente a la complejidad y escala de los retos a los que se enfrenta la sociedad mexicana, para destacar la necesidad de colaborar y llevar a cabo acciones colectivas, dentro y fuera de los distintos, y mayoritariamente aislados, nichos de diseño.

A partir de este diálogo surge un primer grupo de personas –una primera comunidad– dispuesto a trabajar en conjunto para crear proyectos y narrativas comunes y más amplias en torno al diseño, su impacto en la sociedad mexicana y en la vida de las personas. La colaboración se da a través de una serie de sesiones llamadas “Mesas de trabajo hacia la Capital Mundial del Diseño 2018”, organizadas por el LabCDMX. Estas mesas de trabajo se llevan a cabo de forma regular a lo largo de 2017 y en ellas se busca definir las estrategias y proyectos en común de cara a la oportunidad que representaría el 2018.

Desafíos identificados desde la iniciativa del LabCDMX, de la Ciudad de México parte de la Red de Ciudad Creativas de la UNESCO y como Capital Mundial del Diseño 2018:

  1. Generar una reflexión crítica sobre el diseño (o los diseños), su práctica y lo que significa para los habitantes de la Ciudad de México.
  2. Evidenciar la utilidad y el potencial del diseño en la mejora de la ciudad.
  3. Desarrollar programas y proyectos de diseño concretos que miren directamente a los desafíos y oportunidades actuales en la ciudad, y que contribuyan a crear estilos de vida urbanos más sostenibles y más significativos.
  4. Distribuir la forma en la que se desarrollan e implementan las decisiones o iniciativas de diseño en la ciudad de México.
  5. Desafiar las agendas individuales y establecidas dentro del mundo de diseño para imaginar y pasar de la expresión individual a la participación en común.

 

¿Qué son las comunidades de la práctica?

Las cinco mesas de trabajo inician la exploración del Laboratorio sobre el tema Comunidades de la Práctica, entidades en las que se articulan nuevas colectividades a partir de un tema o interés en común y que funcionan como sistemas de aprendizaje, acción, participación y retroalimentación que permiten e impulsan a las personas a aprender y generar de forma colectiva nuevas relaciones sociales, nuevos (re)conocimientos, recursos y herramientas para contribuir en la (re)definición y (re)creación de su entorno.

Las comunidades de la práctica se presentan como una acción de diseño en sí que pretende desafiar las visiones tradicionales de un diseño basado en actividades lineales realizadas por expertos profesionales en nichos aislados. El LabCDMX inicia la exploración de este tema como respuesta a la necesidad de diseñar para redes complejas y procesos más inclusivos de esfuerzos y responsabilidades compartidos; se centra en comprender las conductas, necesidades, redes y relaciones de una comunidad en específico y su entorno, además de prestar atención a sus valores, identidad e intereses para que puedan orientar y traducir su visión del mundo y sus actividades en hechos tangibles y significativos.

Lista de comunidades de la práctica:

  1. Diseño + Activismo
  2. Diseño + Educación
  3. Diseño + Futuros
  4. Diseño + Juego
  5. Diseño + Hacedores
  6. Diseño + Solidaridad

Taller Interuniversitario CDMX para la Activación Social (resultado de la colaboración de la comunidad Diseño + Educación)

La comunidad de Diseño + Educación plantea cuestionar los límites en torno a la educación del diseño y su entendimiento como disciplina. Trabajan para ampliar nuevas metodologías pedagógicas que permitan generar ideas más amplias sobre el potencial creativo del diseño y su impacto en la sociedad. El grupo Diseño + Educación está integrado por personas cuya práctica está vinculada a la educación del diseño dentro de las principales universidades de la Ciudad de México, las cuales trabajan juntas para hacer de las comunidades universitarias y sus espacios, agentes relevantes para el cambio sistémico.

El Taller es un proyecto colaborativo de innovación en educación que reúne tanto a alumnos como a profesores de las seis principales universidades de diseño en la Ciudad de México (tres públicas y tres privadas) en un mismo espacio y en equipos interuniversitarios para colaborar en un proyecto cuyo tema es: Diseño para la activación Social. Propone ofrecer plataformas abiertas, plurales y colectivas desde donde proponer alternativas, materializar intenciones y poner a prueba soluciones a los retos que se presentan en una sociedad compleja como la nuestra.

Objetivo del Taller

  • Promover la práctica del diseño socialmente responsable.
  • Reconocer y conducir a los estudiantes de diseño como agentes de cambio, en su comunidad, a través del ejercicio del diseño.

Objetivo de la colaboración interuniversitaria

  • Desarrollar una comunidad gremial alrededor del tema del Diseño + Educación + Ciudad
  • Explorar el potencial de las prácticas emergentes del diseño a partir del ejercicio colaborativo.

Objetivos académicos

El alumno:

  1. Comprenderá las categorías y definiciones del diseño como una posibilidad de incidencia en la realidad comunitaria.
  2. Adquirirá conocimiento sobre métodos y herramientas que permitan el abordaje de problemas complejos, con enfoque investigativo, sistémico y empático, para aplicarlo en un caso de estudio.
  3. Desarrollará las habilidades necesarias para colaborar con actores pertenecientes a otros ámbitos (sectores, disciplinas, instituciones, etc). para la visualización de alternativas de solución de problemáticas sociales.
  4. Analizará la incidencia de lo diseñado en la realidad social.

Aliados:

  • Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
  • Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Ciudad de México (ITESM)
  • Universidad Iberoamericana
  • Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes (EDINBA)
  • Centro de diseño, cine y televisión
  • Facilitadores: DYA (Design your Action), Laboratorio para la Ciudad

Sede:

Espacio CDMX

Fecha de inicio:

15 de agosto 2018 (12 alumnos por universidad, 6 profesores, 1 por cada universidad)